Premios Fundamed

GM

Madrid

| viernes, 05 de mayo de 2017 h |

Comienza la carrera por albergar la sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Ministerio de Sanidad, la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona arrancaron la marcha la semana pasada. La ministra, Dolors Montserrat, el consejero catalán de Salud, Antoni Comín, y el teniente de alcalde, Jaume Collboni, acudieron a las actuales instalaciones de la agencia ubicadas en Londres para explicar a los trabajadores y a la dirección del centro la candidatura de Barcelona.

Es la primera delegación de una ciudad candidata que acude a la capital inglesa a presentar su proyecto. La delegación española propuso la Torre Glòries (antigua Torre Agbar) como sede de la EMA para albergar a los más de 900 trabajadores actuales.

“Barcelona presenta una candidatura de éxito que da certeza y seguridad a los trabajadores. Barcelona cumple todos los requisitos que exige la UE para albergar la futura sede, empezando por la celeridad en la mudanza que garantiza continuidad en el trabajo que está llevando a cabo la EMA, que no haya pérdida de talento y no poner en riesgo la salud de los ciudadanos de Europa”, señaló Montserrat al término de la reunión.

La ministra aprovechó el encuentro para recordar a los trabajadores de la agencia que ““España es el segundo país de Europa en la aportación de expertos a la EMA, el segundo país de Europa en ensayos clínicos realizados, la tercera potencia europea en investigación, alberga 26 de las 30 mayores compañías farmacéuticas del mundo (gran parte de ellas establecidas en Barcelona) y es el país de la UE con más previsiones de crear trabajo”.

Una línea en la que incidieron tanto Comín como Collboni. “La calidad de la investigación, de la red asistencial, de la innovación y de la industria de Cataluña hacen de Barcelona la candidata ideal para acoger la EMA”, señaló el consejero de Salud. El teniente de alcalde destacó la combinación de la existencia en la Ciudad Condal de “una industria potente” y uno de “los ecosistemas emprendedores más innovadores de Europa”.

Debilidades y fortalezas

La consultora KPMG ha realizado un informe sobre los debilidades y fortalezas de 16 ciudades candidatas a albergar la sede de la EMA, en función de seis criterios: tamaño y dinamismo de la industria; entorno de investigación y dearrollo; conectividad e infraestructuras; capacidad de las autoridades nacionales de la competencia y estabilidad política, y calidad de vida.

En función de estos criterios, KPMG identifica un grupo de seis grandes ciudades que se encuentran mejor posicionadas: París, Copenhague, Estocolmo, Múnich, Ámsterdam y Berlín. En un segundo grupo se encontraría Barcelona junto a Viena, Lyon, Bonn, Dublín y Bruselas.