Premios Fundamed
GM Madrid | jueves, 26 de enero de 2017 h |

El Sindicato Médico de Andalucía (SMA) ha vuelto a instar a la Administración andaluza a que resuelva, “de una vez por todas”, los procesos laborales en curso, principalmente los de traslados de facultativos y las Ofertas de Empleo Públicas (OPE), y pide a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que “aumente el presupuesto y contrate personal para sustituir a quienes forman parte de los tribunales en los exámenes”.

“La sociedad andaluza”, aseguran, “necesita que apueste de verdad por sus profesionales y deje de despreciarlos sistemáticamente”. “Los médicos andaluces”, dicen, “estamos ya cansados de esperar a una Administración incompetente, hartos de que nuestro derecho a la conciliación de la vida familiar y laboral importe poco a quienes dirigen nuestra Sanidad Pública y hastiados de aguantar a una gestión tan ineficiente como insensible a los problemas laborales de los facultativos; una doble moral que raya el cinismo”.

Según el SMA, “el último traslado que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) fue capaz de resolver se produjo hace ya años y con la última OEP pasó lo mismo”. El sindicato asegura que “los procesos actuales van por el mismo camino, lo que mantiene a muchos facultativos en una situación desesperada ante la falta de plazos”.

Como explica EP, el Sindicato Médico de Andalucía señala que los exámenes correspondientes a la OPE 2015 fueron realizados hace un año y que aún no disponen de listados provisionales. “Ni siquiera se ha solicitado que aporten la documentación del baremo a los opositores con mejores notas”, añaden. La Oferta de Empleo Público de 2016, continúan, sigue sin tener listas de inscritos ni fecha de examen a pesar de que la inscripción fue hace meses. “Muchos facultativos han pagado las tasas para volver a examinarse sin saber aún si ya han obtenido plaza en la convocatoria 2015”.

Los facultativos explican que hace seis meses se pidió la documentación a quienes querían optar a traslado y, hasta el momento, no hay ni un solo listado provisional.

Por este motivo, “será imposible que se cumplan los compromisos anunciados por la Consejería de Salud en donde afirmaba que tanto las Ofertas de Empleo Público como los traslados se harían cada dos años”. “Palabras incumplidas es la tónica de una Administración que nos tiene acostumbrados a decir una cosa y hacer otra bien distinta”, dice el SMA.

El sindicato profesional matiza que “a los facultativos se nos exige cumplir los objetivos impuestos sea cuales sean y si no es así se nos detrae parte de la retribución; se nos obliga a atender cuantos pacientes lleguen a nuestras consultas sin que nadie se pregunte si existe capacidad real para ello”. “Se nos presiona para que atendamos las cuestiones asistenciales con o sin los medios que consideramos necesarios y nunca nos permiten otra alternativa”.

Según indican, “no nos queda más remedio que atender a todos los pacientes que lleguen, incluidos a los que provienen de compañeros médicos en baja laboral”. “A la falta por cubrir las bajas laborales se une la de recursos informáticos eficaces, la ausencia de personal auxiliar, las situaciones de sobrecarga por alta frecuentación y, además, nos exime de terminar en tiempo y forma nuestro trabajo”.

Sin embargo, añade el SMA, esta “vara de medir no es aplicable a la propia Administración que vuelve a hacer gala de una doble moral que empieza a resultar inadmisible”.

El sindicato matiza que “cuestiones como la sobrecarga de trabajo, la falta de personal; la falta de presupuesto o, por ejemplo, la falta de tiempo, son razones suficientes, argumentos irrefutables, que demuestran la ineficiencia, la incapacidad de la Administración sanitaria andaluza para resolver los procedimientos administrativos regulados en la legislación”.

“Lo más alarmante”, concluyen, “ni siquiera son capaces de dar unos plazos probables, buscar alternativas razonables que acorten los procesos o palien la desesperada situación de quiénes llevan años esperando un traslado u oposición que ahora, una vez convocados, se prolongan de manera ominosa”.