Premios BiC

El primer nivel asistencial en Madrid creará 571 plazas durante los tres próximos ejercicios. De ellas 150 se crearán en el año 2020; 265 en el año 2021 y 156 en el año 2022. La inversión de esta medida asciende a 24,3 millones de euros. Así lo estipula el Plan de Mejora Integral de la Atención Primaria para reforzar este ámbito clave en la lucha contra el COVID-19. Este ha sido presentado por la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, a los representantes de la Mesa Sectorial de Sanidad.

El Plan se enfoca en la modernización y reorientación de la Atención Primaria madrileña para ofrecer unos servicios más accesibles y orientados a los ciudadanos, con mayor tiempo de atención al paciente y con el reconocimiento e implicación de los profesionales que la hacen posible.

Ayuso y Escudero se reúnen con los representantes de la Mesa Sectorial de Sanidad.

Dentro del mismo se estipula también la equiparación de las retribuciones de los profesionales especialistas de Atención Primaria y del SUMMA 112 con las de los facultativos especialistas de Atención Hospitalaria. Esta medida beneficiará de forma lineal a unos 5.000 trabajadores y supondrá un incremento salarial anual de 5.757 euros, como parte de una inversión que alcanza los 35,9 millones de euros.

Asimismo, la medida también supondrá un incremento retributivo para puestos de difícil cobertura que supone una inversión de 10,6 millones de euros. Además, los módulos de actividad complementaria de 4 horas se retribuirán con 200 euros para facultativos y 128 euros para enfermeras. A este respecto, el Gobierno regional plantea dedica un montante de 9,4 millones de euros.

Medidas organizativas

En este sentido, la Comunidad de Madrid trabaja por conseguir un equilibrio entre una adecuada calidad asistencial y las óptimas condiciones de los profesionales. Así, se han creado cuatro grupos de trabajo dentro del proyecto de la Gestión Compartida de la Demanda. Este se encamina a la elaboración de alternativas innovadoras, que sean viables y eficientes, para atender la demanda asistencial de los ciudadanos, fortaleciendo la complementariedad existente entre los roles profesionales.

Se definen cuatro líneas de trabajo para su desarrollo: protocolización de la entrada del ciudadano al sistema, desarrollo de la consulta no presencial, identificación de procesos asistenciales y no asistenciales demandados por el ciudadano susceptibles de reorientación e información a la población de los recursos disponibles en el centro de salud, profesionales y competencias.

De igual manera, la Consejería de Sanidad trabaja en este sentido por la flexibilización de turnos, el teletrabajo y la reducción de tareas burocráticas. Además, se iniciará implantación de la prescripción enfermera en el Servicio Madrileño de Salud. Para este último colectivo profesional se prevé también la adaptación al modelo de médicos de familia y pediatras de la tarjeta sanitaria.


También te puede interesar…