La Comunidad de Madrid ha comenzado un estudio serológico en los colegios de la región para conocer la prevalencia de COVID-19 en el ámbito escolar. Así, durante el mes de marzo, ha realizado un total de 4.000 test serológicos rápidos en profesores y alumnos, en 180 centros escolares.

Primera fase

Se trata de la primera fase del estudio de seroprevalencia frente al SARS-CoV-2 (Estudio SeroCol), el primero en España de estas características, según señala la Comunidad a través de una nota de prensa. Su objetivo es estimar la prevalencia de infección entre la población de los centros escolares, así como sus cambios, monitorizando la evolución del estado serológico.

De los 4.000 pruebas realizadas, 500 han sido a profesores (antes de ser vacunados) y 3.500 a alumnos de Primaria, Secundaria, Grado Medio, Formación Profesional, Bachillerato y Educación Especial, pertenecientes a un total de 180 colegios. De todos estos centros, el 50 por ciento son de titularidad pública, el 39 por ciento son concertados y el 11 por ciento, privados.

Análisis del muestreo

Para la puesta en marcha del estudio se ha seleccionado una muestra aleatoria de colegios para obtener una población representativa de los alumnos de la región. De esta manera, los resultados obtenidos podrán reflejar la evolución del virus en todos los centros educativos de la Comunidad y según las principales características de cada tipo de alumno (etapa educativa, tipo de centro, área geográfica, etc.)

La Viceconsejería de Salud Pública y Plan COVID-19 se encuentra en periodo de análisis de los resultados de este primer muestreo. El estudio contempla la realización de un total de 14.300 test, de los cuales 12.500 se efectuarán a alumnos y 1.800 a profesores.

La segunda fase de muestreo tendrá lugar en el mes de junio, antes de concluir el año académico, cuando ya los profesores hayan recibido las dos dosis de la vacuna.

Prueba rápida en sangre

Los test serológicos rápidos son realizados por personal sanitario. Incluyen una prueba rápida en sangre capilar, obtenida a través de dígito punción, y la cumplimentación de un formulario epidemiológico.

Además, se practican pruebas rápidas de antígenos en caso de que haya que descartar infección activa. Esta prueba la realizan los propios investigadores del estudio cuando son requeridos por el colegio participante.

El material suministrado a cada colegio participante ha sido el siguiente: pruebas rápidas de detección de inmunidad en sangre capilar, lancetas de punción, pipetas, guantes, gel hidroalcohólico y cubetas para material desechable.

En este dispositivo han colaborado 200 equipos, formados por personal de enfermería, coordinadores COVID y dirección de cada centro participante. Estos equipos han recibido formación y se les ha facilitado una línea telefónica de consulta abierta diariamente, de lunes a viernes.


También te puede interesar