Madrid ha presentado su nuevo Plan de Prevención del Suicidio. El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha explicado los detalles del documento, coordinado por la Oficina Regional de Salud Mental y Adicciones de la región, y que cuenta con la participación de todos los agentes y actores implicados.

En el texto, que tiene por título el lema ´Vivir´, han participado todas las consejerías del Ejecutivo autonómico y ha contado con la participación de asociaciones de pacientes, familiares y profesionales, de manera multidisciplinar, que tratan directamente con las personas afectadas, y al que están invitados a adherirse todas las instituciones y agentes de la sociedad civil.

Entre las acciones que se ponen en marcha se encuentra la integración de 21 equipos conformados por 41 profesionales, entre facultativos especialistas y personal de Enfermería, quienes apoyarán los programas existentes además de promover acciones comunes de carácter interdepartamental. Además, se crea una red de proximidad para reducir el riesgo o detectarlo de manera precoz y ofrecer a la persona apoyo y tratamiento en el momento en el que se necesite. Para ello se intensificará la coordinación entre todos los agentes que participan en estas situaciones: equipos de emergencia -bomberos, policías locales y nacional o Guardia Civil-, SUMMA112, Atención Primaria y hospitales.

Plan de Salud Mental, en la Asamblea

Precisamente en la jornada del día anterior Mercedes Navío, coordinadora de la Oficina Regional de Coordinación de Salud Mental y Adicciones de la Comunidad de Madrid, exponía las últimas novedades acerca del Plan de Salud Mental y Adicciones 2022-2024 en la Asamblea de Madrid (recientemente aprobado en Consejo de Gobierno). El plan tiene como pilares la fuerte inversión -de 45 millones de euros- y la contratación -de 127 nuevos profesionales-. Dos puntos clave a los que se suma la oferta de fidelización para los residentes en todas las categorías profesionales, con prioridad al tratamiento intensivo de adultos, en urgencias, hospitales de día y los trastornos alimentarios (que se han disparado con la pandemia).

También se refirió Navío al suicidio y la especial atención que se le presta en el documento. En este sentido, confirmó que la región es de las que tiene unas tasas más bajas por esta causa, “pese a que sigue siendo motivo de preocupación y de que se sigue muy de cerca desde hace diez años”.

Este plan, de carácter continuista y vocación participativa se ha llevado a cabo desde una mejora en la cultura de evaluación, según la coordinadora de la Oficina Regional de Coordinación de Salud Mental y Adicciones de la Comunidad de Madrid, que ha querido hacer hincapié en la atención infanto-juvenil. Una prioridad que ha llevado a reforzar los dispositivos y la atención y que se traduce en la apertura de hospitales de día para adolescentes. Todo ello sin olvidar que se ha incorporado la atención a personas mayores de psicogeriatría como otro de los frentes que más necesitados están desde que estalló la COVID-19.

Del mismo modo, como parte del Plan se contempla la fidelización a los residentes en todas las categorías profesionales como un aspecto estratégico, “orientado con prioridad al tratamiento intensivo de adultos, en urgencias, hospitales de día o trastornos alimentarios”, tal y como detalló Navío.


También te puede interesar…