La pandemia ha agudizado un problema ‘oculto’ como es el de salud mental. No en vano, ha ejercido como catalizador de estas necesidades, que se han visto incrementadas significativamente en poblaciones vulnerables y particularmente en los más jóvenes. De ello ha dado cuenta Mercedes Navío, coordinadora de la oficina regional de Salud Mental y Adicciones de la Comunidad de Madrid, durante la presentación del Plan de Salud Mental y Adicciones 2022-2024. Tal y como anunciado la presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso, contará con un presupuesto de 45 millones de euros, de los cuales el 85 por ciento se destinará íntegramente a la incorporación de más profesionales.

Concretamente, se contratará en este horizonte temporal a 370 nuevos sanitarios de este ámbito, 259 este mismo año, según Ayuso. Del total, “una parte muy importante prestará atención a niños y adolescentes”, ha añadido.

Tal y como ha puesto de relieve Navío, en contexto COVID, “han crecido las tasas de autolesiones el riesgo de suicidio y los trastornos de conducta alimentaria, significativamente en poblaciones vulnerables y particularmente en los más jóvenes”. Todo ello se ha traducido en una respuesta esforzada de todos los profesionales de la red de salud mental y adicciones, así como de las unidades de atención intensiva hospitalaria.

También dentro de esta coyuntura se han dedicado múltiples esfuerzos desde el Gobierno regional. De este modo, se ha podido culminar el plan de salud mental anterior (Plan de Salud Mental 2020-2022), el cual supuso una inversión de 36 millones de euros en 3 años y la contratación de más de 300 profesionales. Además, facilitó la presencia de psicólogos clínicos en atención primaria y un incremento de más del 30 por ciento de camas hospitalarias destinadas a niños y jóvenes, tal y como ha detallado Ayuso.

Además, en este tiempo se ha implementado en la Comunidad un plan específico COVID y se han sentado las bases del próximo, “manteniendo la vocación participativa e intentando ilustrar con hechos la prioridad de su inversión”, según ha precisado Navío.

Las líneas principales del Plan

A pesar de todos estos trabajos previos, la voluntad de Madrid ha sido la de no parar y situar la salud mental como un eje prioritario de la acción de su Gobierno. “Contar con indicadores robustos como mortalidad asociada a esta causa por debajo de la media nacional y europea o la tasa de suicidio más baja de España no ha sido nunca excusa para el conformismo y la autocomplacencia, sino un acicate continuo para abordar los retos pendientes de quienes trabajamos en salud mental”, ha explicado Navío. Cuenta de ello la han dado las principales líneas del Plan de Salud Mental regional 2022-2024, avanzadas por Ayuso.

Según ha desgranado la presidenta madrileña, entre otras acciones, el plan contempla la puesta en funcionamiento de 21 equipos de prevención del suicidio, los cuales estarán coordinados con ámbitos como la educación o los servicios sociales. Asimismo, se abrirán cuatro hospitales de día de niños y adolescentes en los hospitales de La Paz, Getafe y Clínico San Carlos, “que contará con dos unidades en ellos”. “Se integrarán un total de 54 nuevos profesionales de psiquiatría, psicología clínica enfermería y terapia ocupacional”, ha apuntado Ayuso.

Se pondrán en funcionamiento 21 equipos de prevención del suicidio que se coordinarán con Educación y Servicios Sociales

“No nos vamos a olvidar de ayudar a los que cuidan”, ha advertido la titular, en referencia a los profesionales sanitarios. En este campo específico, ha anunciado que se reforzará “aún más” la unidad de valoración y orientación del profesional sanitario enfermo.

Sumado al ya existente en el Hospital Niño Jesús -operativo desde el pasado octubre-, se crearán también 14 nuevos equipos de atención intensiva a domicilio para niños y adolescentes. Estos estarán formados por 28 nuevos profesionales que dependerán de los hospitales de día de los centros madrileños antes mencionados.

Además, se creará una unidad de trastornos adictivos del comportamiento en el hospital Gregorio Marañón, dotada de medios profesionales y materiales para atención investigación y prevención en este ámbito; y se reforzará la terapia ocupacional de nueves unidades de hospitalización breve de adultos con nueve nuevos profesionales para facilitar una mejor y más segura recuperación.

Por otro parte, el Plan contempla la ampliación del programa para la atención médica integral a los pacientes con trastorno del espectro autista (TEA) en el hospital de Getafe. “Vamos a incrementar 40 camas de media estancia para pacientes con trastorno mental grave”, ha añadido la presidenta regional.


También te puede interesar…