La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado que el Gobierno regional pone fin a la eventualidad en la sanidad pública madrileña, convirtiendo a todos los profesionales sanitarios eventuales en interinos. Además, como ha explicado en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en 2022 habrán adquirido la condición de personal fijo de la sanidad pública madrileña un total de 10.000 profesionales del Sistema Madrileño de Salud (Sermas).

“La Sanidad ha sido, es y será una prioridad de mi Gobierno y prueba de ello es que nunca como ahora se había destinado tanto presupuesto a nuestra sanidad  pública y nunca como ahora había habido tantos profesionales sanitarios contratados en el servicio público de salud”, ha destacado la presidenta.

En concreto, el Ejecutivo regional dará un paso en la estabilidad de las plantillas del Sermas, haciendo interinos a todos los eventuales que terminen su contrato el próximo 31 de diciembre, una medida que mejorará la calidad y la estabilidad de más de 2.000 profesionales, 213 de ellos de atención primaria.

De la misma manera, este mes de diciembre se van a adjudicar casi 1.000 plazas fijas de médicos de familia (609) y pediatras (355). Así, en 2022, habrán adquirido la condición de personal fijo más de 10.000 profesionales del Sermas (10.088). Y, entre 2023 y 2024, se sumarán otras 22.390 plazas fijas más, es decir, con los distintos procesos de estabilización en marcha, en los próximos dos años el 86 por ciento de los trabajadores del Sermas será fijo.

Más tiempo por paciente

La presidenta ha explicado que se pondrá en marcha un nuevo sistema de agendas que permitirá mejorar el servicio, “haciéndolo más eficiente, incentivando la absorción del exceso de demanda asistencial y ofreciendo más tiempo de atención por paciente”.

Asimismo, el Ejecutivo madrileño va a incentivar aquellas plazas de difícil cobertura en turno de tarde que no se hayan podido cubrir en los últimos tres meses y se establecerá un programa específico de fidelización de residentes en medicina de Familia y pediatría de atención primaria, por ser especialidades deficitarias, a los que se les ofrecerá un contrato de tres años cuando terminen su formación.

En el apartado de infraestructuras, destaca el Plan de Choque con 400 actuaciones hasta mayo para remodelar más de 250 centros de atención primaria, con una inversión de 10 millones de euros. Tres de cada cuatro de estas obras estarán terminadas antes de que finalice este año, a lo que hay que sumar la puesta en marcha de más de otros 30 nuevos centros en los próximos años.

Tarjeta sanitaria virtual

La Consejería de Sanidad activará la Tarjeta Sanitaria Virtual Delegada, con la que podrán acceder a el modelo de tarjeta sanitaria virtuallos familiares o personas autorizadas para la gestión de los trámites de los ciudadanos menores de 16 años, así como personas con dependencia.

A lo largo del primer trimestre de 2023 se incorporará en la Tarjeta Virtual información sobre prevención y promoción de la salud; el acceso al programa de cribado poblacional contra el cáncer de cérvix Cervicam; funcionalidades de  registro y seguimiento de vacunaciones en atención primaria, y un programa de seguimiento para pacientes crónicos, comenzando por el de los diabéticos tipo 1. 

200 millones para atención primaria

El Plan Integral de Mejora a la Atención Primaria cuenta con una dotación de 200 millones de euros, cumple ya un año de vigencia y es el resultado de una planificación estratégica que interviene sobre aspectos como mejoras retributivas, número de profesionales adecuados, plazas de difícil cobertura, mayor accesibilidad para el paciente o el impulso a nivel tecnológico y de infraestructuras.

Respecto a los incrementos salariales, la Comunidad asegura que “se han mejorado las condiciones de más de 11.000 profesionales de este nivel asistencial, con dos nuevos conceptos retributivos destinados a aquellos que prestan su servicio en los centros con mayor demanda y a los que cubren zonas rurales”. 

“Estos nuevos complementos de productividad fija han supuesto de media 3.800 euros anuales para los médicos de familia y 3.300 para los pediatras en concepto de mayor población atendida, así como 3.600 anuales por ruralidad. A día de hoy nueve de cada diez profesionales percibe, como mínimo, uno de estos dos conceptos en su nómina”, concluyen desde la Comunidad.


También te puede interesar…