Las dimensiones de la pandemia provocada por el SARS-CoV-2 no solo están poniendo a prueba la capacidad real de los sistemas sanitarios, también la capacidad virtual. ¿Cómo se está expandiendo la telemedicina en el mundo? Paul Webster en un informe publicado en The Lancet analiza cómo esta herramienta va cogiendo terreno en la nueva realidad asistencial.

Como indica el autor, el aumento de casos por Covid-19 está transformando el modelo asistencial con nuevos enfoques de tratamiento. El objetivo no es otro que frenar la propagación del virus en las consultas médicas.

Estados Unidos: el auge generalizado

En Estados Unidos, según recoge Webster, la mayoría de las consultas se están realizando de manera virtual. Como expone el director del Centro de Salud y Tecnología de la Universidad de Rochester, Ray Dorsey, se ha dado un aumento diez veces superior que en circunstancias normales en las últimas semanas. “Es una transformación tan grande como nunca antes en la historia de la atención médica en los Estados Unidos”, apunta Dorsey. Sin embargo, la pregunta es si estas medidas se mantendrán tras la pandemia.

¿Y China?

China está sirviendo como espejo para planificar ese ‘día de después’. En el país asiático se aconsejó a los pacientes que buscaran ayuda médica a través de la telemedicina. Para ello, el país reforzó con mecanismos esta atención virtual. En declaraciones a The Lancet de Beijing, Xu, que es miembro del Grupo Asesor Técnico de Salud Digital de la OMS e investigador del Instituto Ningbo de Tecnología e Ingeniería de Materiales de la Academia de Ciencias de China, explicó que la transformación del cuidado virtual de China se desencadenó cuando el país acordó pagar las consultas de atención virtual porque los hospitales y las clínicas estaban llenos. Gracias a estas tecnologías, explica, los médicos pueden consultar con más de un centenar de pacientes al día, lo que supone un aumento significativo del número de casos diarios que manejaban en persona en el pasado.

Siguiendo esta estela, Estados Unidos, Medicare y Medicaid supervisan los principales programas de salud pública del país. De esta manera, “emitieron una variedad de exenciones regulatorias temporales y nuevas reglas para equipar al sistema sanitario estadounidense con la máxima flexibilidad para responder a la pandemia”. Tal y como anunció Estados Unidos, estas medidas permitirán que se presten más de 80 servicios adicionales a través de la telemedicina.

El autor de este informe recoge las impresiones de expertos como Eric Topol, director del Scripps Research Translational Institute en La Jolla, que asegura que a pesar de que es un momento propicio para ello, no existe preparación. El motivo, asegura Topol, han sido las barreras regulatorias que hasta entonces existían en Estados Unidos.

Otro experto, Sandu Buchman, presidente de la Asociación Médica de Canadá, explica que se está trabajando en eliminar estas barreras hegemónicas y regulatorias. Ha sido precisamente la crisis del Covid-19 la que ha puesto sobre la mesa una competición por implementar la tecnología virtual tan rápido como es posible.

…La expansión en Europa

Aunque existe la necesidad de potenciar la telemedicina, los expertos coinciden en que esta repentina carrera hacia la virtualización puede mermar la calidad de la atención asistencial.

Más allá de Estados Unidos, en Reino Unido también se sigue por esta línea. Allí explican cómo la relación riesgo-beneficio de esta atención virtual ha cambiado enormemente la práctica clínica. Del mismo modo, los trámites burocráticos se han reducido.

En Italia, aunque el uso de la telemedicina llevaba incorporado desde 2018, los gerentes de los hospitales han tenido que hacer frente a esta realidad. Aumentar la capacidad de la telemedicina se ha convertido también en una prioridad para el país transalpino, ya que actualmente no cuentan con la capacidad necesaria para integrarlo.

India transforma su modelo

Choca también el caso de India que reporta el autor, donde la atención médica se está reconvirtiendo también. “El acceso a la atención médica virtual es mucho más fácil dentro de los sistemas públicos de la India que entre los privados”. Sin embargo, a medida que aumenta la pandemia en este país, los médicos de la sanidad privada se suman a la telemedicina de manera gratuita.

De hecho, Webster recoge que para acelerar la transformación, el gobierno indio está copiando las tácticas de China al lanzar un conjunto de aplicaciones de mensajería instantánea, como WhatsApp, para habilitar estos servicios virtuales, incluida la mensajería pública sobre modificaciones de comportamiento, o el seguimiento epidemiológico.

Las dos velocidades de África

En África la situación, según reportan expertos a The Lancet, es más tranquila, a pesar de que en Sudáfrica el ritmo es más ágil. Sin embargo, con el uso del teléfono móvil generalizado en todo el mundo, la atención virtual es más accesible. No es necesario, explican los expertos, contar con una infraestructura sofisticada.

Con todo, los expertos a los que consulta Webster coinciden en que las barreras regulatorias que existían hasta entonces en telemedicina no estaban justificadas. Consideran que es el momento idóneo para eliminar esas barreras y continuar la expansión de esta herramienta.