Premios BiC 2020

La Comisión Europea ha dado a conocer su intención de arrancar el Plan Europeo contra el Cáncer. Una iniciativa con la que pretende que cada país aporte recursos económicos y que se incremente la comunicación y coordinación entre los estados miembros para vencer a la enfermedad.

“A pesar de haberse producido avances puntuales muy importantes como en el cáncer de pulmón y melanoma metastásico, la incidencia en cáncer sigue aumentando, por lo que, globalmente, el número de fallecimientos continúa siendo alto, con 112.714 casos en 2018. La buena noticia es que la mortalidad disminuye un 1% anual”, ha apuntado Vicente Guillem, presidente de la Fundación ECO y jefe del departamento de Oncología del IVO. A su juicio, es el momento de sumarse a la corriente europea y dotar a España de un Plan Nacional del Cáncer con financiación específica que ayude, de una manera efectiva, a mejorar las cifras de supervivencia y que garantice a los pacientes la misma asistencia de calidad independientemente del lugar en que resida”, señala Guillem.

Captura de pantalla de un celular

Descripción generada automáticamente

El cáncer, que todavía se sitúa por detrás de las enfermedades cardiovasculares como principal causa de muerte en nuestro país, superará a estas, según los oncólogos, a partir de 2035, como consecuencia del aumento de la incidencia, de las mejores técnicas diagnósticas y del envejecimiento de la población, como ya sucede en algunos países ricos. Por ello, en el marco del Día Mundial contra el Cáncer, desde la Fundación ECO se ha vuelto a poner el acento en la necesidad de una dotación económica finalista para este Plan del Cáncer para que no se quede en una mera carta de intenciones. “Debemos tener criterios comunes a nivel nacional que reduzcan las inequidades y las variaciones injustificadas en el riesgo de padecer cáncer”, señala el doctor Guillem. Y es que, alrededor de 40% de los cánceres podría ser evitable, según los expertos.

Vicente Guillem, presidente de la Fundación ECO.

El diagnóstico molecular y el acceso equitativo a biomarcadores por parte de toda la población, la atención a los pacientes supervivientes, tanto a nivel de necesidades clínicas, como psicológicas y sociales, y el modelo organizativo del tratamiento multidisciplinar de los tumores menos frecuentes, son algunos de retos a los que debería dar respuesta el Plan del Cáncer, según los oncólogos representados por la Fundación ECO. “Sin lugar a duda, debemos de ser capaces de mejorar el acceso a las innovaciones oncológicas. Todos los pacientes con cáncer deberían poder conocer su perfil genómico, para que el paciente pueda acceder al tratamiento más adecuado a su enfermedad, integrar la Medicina de Precisión, universalizando la biopsia líquida como técnica diagnóstica, y apostando por la creación de centros de referencia”, ha concluido el presidente de la Fundación ECO.