J. Ruiz-Tagle Madrid | viernes, 24 de marzo de 2017 h |

En seis meses entrará en vigor la propuesta del Partido Popular que plantea la modificación del Reglamento de la Cámara que habilita la regulación de grupos de interés y actividades de lobby. Con el argumento de profundizar en la Ley de Transparencia, el PP ha sacado adelante esta iniciativa que contempla que, en un futuro, cada reunión que se mantenga con un diputado del Congreso de los Diputados se inscriba en un registro que dará cabida tanto a personalidades jurídicas como físicas.

La exposición de motivos de la proposición reconoce textualmente que “es evidente que la interacción de los poderes públicos con las empresas, asociaciones, ONGs, organizaciones comerciales y profesionales, sindicatos, grupos de reflexión, etc., es legítima y necesaria para la calidad de la democracia. Al mismo tiempo, los españoles tienen derecho a esperar que este proceso sea transparente y que tenga lugar dentro del estricto cumplimiento de la ley, basados en unos principios éticos claros y de obligado respeto”.

La propuesta salió adelante en el último pleno con 172 votos a favor, 2 en contra y 64 abstenciones.

En adelante, todos aquellos representantes de los grupos de interés que quieran mantener encuentros con los diputados y con el personal adscrito a su labor parlamentaria con el objeto de trasladar sus propuestas en defensa de sus intereses deberán, con carácter previo, inscribirse en un Registro público adscrito a la Secretaría General del Congreso de los Diputados. Los datos necesarios para la inscripción son el nombre, apellidos o razón social; NIF o CIF de la persona física o jurídica; dirección postal y, en el caso de las personas jurídicas, designación de las personas físicas autorizadas para mantener encuentro con Diputados y personal adscrito a su labor parlamentaria. Además, será necesario presentar los datos de contacto —teléfono, correo electrónico, etc.— y la entidad.

Una vez realizado el registro, el grupo de interés también contrae ciertas obligaciones. Entre las más destacadas, el nuevo reglamento recoge “no obtendrán ni tratarán de obtener información o decisiones de forma deshonesta o con un comportamiento inadecuado.