Premios BiC 2020
Imagen de la presentación del Libro Blanco “Depresión y suicidio 2020. Documento estratégico para la promoción de la Salud Mental”.

La depresión es una enfermedad que afecta a una de cada cinco mujeres y uno cada de diez hombres en España. Por su parte, el suicidio se constituye como la segunda causa de muerte en personas entre 15 y 29 años. Ambos son, además, problemas de salud pública muy prevalentes a nivel global. De hecho, según la OMS la depresión será en 2050 el mayor problema de salud en todo el mundo, donde actualmente cada año cerca de 800.000 personas se quitan la vida. Son los datos de contexto aportados por Ana González-Pinto, presidenta de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB), durante la presentación del Libro Blanco Depresión y Suicidio 2020.

Esta sociedad científica, junto a la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP) y la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental, con la colaboración de Janssen, han dibujado el primer mapa de estos problemas de salud pública en un documento único que reúne una visión multidisciplinar de ambos y toda la evidencia científica disponible hasta la fecha.

“Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la depresión será en 2050 el mayor problema de salud en todo el mundo”

Ana González-Pinto, presidenta de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB)

Se publica, además, en un contexto especialmente complicado con una cifra clave como telón de fondo. Y es que los trastornos depresivos podrían aumentar hasta un 20 por ciento por las crisis sanitaria, social y económica derivadas de la pandemia de COVID-19. Por todo ello, coinciden en que invertir en salud mental es ahora, si cabe, más imperativo que nunca.

La presentación institucional contó con la participación del Ministerio. Sanidad trabaja aún en la actualización de la Estrategia de Salud Mental del Sistema Nacional de Salud (SNS), que incluye una línea exclusiva dedicada a la prevención de la conducta suicida. Así lo ha recordado Yolanda Agra, subdirectora adjunta de Calidad de la D.G. de Salud Pública del Ministerio, quien confía en que la estrategia “vea la luz próximamente”.

“Las administraciones están aunando fuerzas en el ámbito europeo para desarrollar acciones de prevención del suicidio y luchar contra la depresión”

Yolanda Agra, subdirectora adjunta de Calidad de la D.G. de Salud Pública del Ministerio de Sanidad

En esta tarea, las administraciones también están aunando fuerzas en el ámbito europeo a través de una acción conjunta. “Las entidades españolas que participan en este proyecto desarrollarán acciones para la prevención del suicidio, para luchar contra la depresión y para fomentar sistemas integrados de cuidados en salud mental”, tal y como ha explicado la portavoz ministerial.

Acción coste-eficiente

El Libro Blanco, un “Documento estratégico para la promoción de la Salud Mental”, tal y como reza su subtítulo, “recoge un espíritu de catalizador para la acción, planteando su carácter estratégico”. Así lo explica Mercedes Navío, coordinadora del Libro y de la Oficina de Salud Mental de la Comunidad de Madrid.

“El objetivo principal es anticiparse, hay que darse cuenta que la depresión y el suicidio se pueden prevenir”

Celso Arango, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP)

“Tiene un carácter ambicioso de trascender lo escrito y hacer propuestas de lo que tenemos como horizonte por delante”, añadió Navío. En esta idea incidió Celso Arango, presidente de la SEP, subrayando la anticipación como objetivo principal. “Hay que darse cuenta que la depresión y el suicidio se pueden prevenir”, reseñó. Así, apuntó a la necesidad de invertir a este respecto por su valoración coste-eficiente: “Nuestros compañeros de la London School of Economics dicen que por cada euro invertido en prevención del suicidio, el Estado recuperan 20 de esos euros”, citó como ejemplo.

“La inversión tiene un índice de retorno amplísimo. Cuando se sabe que estas actuaciones son coste-efectivas, ello nos requiere y obliga a un compromiso aún mayor si cabe”

Mercedes Navío, coordinadora del Libro Blanco y de la Oficina de Salud Mental de la Comunidad de Madrid

Asimismo, Arango incidió también en la importancia de seguir invirtiendo en salud mental. En relación al suicidio, insistió Navío, “la inversión tiene un índice de retorno amplísimo. Cuando se sabe que estas actuaciones son coste-efectivas, ello nos requiere y obliga a un compromiso aún mayor si cabe”. Así, ha señalado que las estrategias multinivel abundan en la identificación de las poblaciones de riesgo, en la atención y detección del mismo. Además, ha resaltado lo vital de las acciones de sensibilización en la población general.

El presidente de la SEP apuntó también a la necesidad de que “los pacientes tengan acceso a las terapias y tratamientos que pueden suponer una innovación”. La relevancia de la investigación, esta vez con respecto a la depresión, que está detrás de entre el 80 y el 90 por ciento de los casos de suicidio, fue también resaltada por Víctor Pérez Sola, vicepresidente de la SEPB y también coordinador del Libro Blanco.

“Estamos viendo aparecer nuevos fármacos para el tratamiento de la depresión. A diferencia de los clásicos, hacen efectos en muy pocos días”

Víctor Pérez Sola, vicepresidente de la SEPB y coordinador del Libro Blanco

“Estamos viendo aparecer nuevos fármacos para el tratamiento de la depresión. A diferencia de los clásicos, hacen efectos en muy pocos días o son eficaces en enfermos en los cuales los fármacos actuales no lo son”, explicó. Además, indicó su fundada esperanza para lograr biomarcadores que ayuden a la detección precoz de la depresión en los próximos años.

Visión multidisciplinar

“Las sociedades científicas están haciendo un esfuerzo muy importante de difusión, y este libro es un ejemplo”, destacó González-Pinto, presidenta de la SEPB. La psiquiatra profundizó en la visión multidisciplinar del Libro Blanco, concebido también con voluntad de manual de profesionales. “En el libro hay capítulos escritos por periodistas, personas vinculadas al espacio sociosanitario y científicos de muy alto nivel”, explicó.

“Hemos de romper el estigma, todavía hay un miedo a ser juzgado socialmente”

Cecilia Borrás, presidenta de Después del Suicidio Asociaciones de Supervivientes (DSAS)

Tampoco faltan las asociaciones de pacientes, que cuentan con su propio espacio para dotar de transversalidad al documento. Una de sus portavoces, Cecilia Borrás, presidenta de Después del Suicidio Asociaciones de Supervivientes (DSAS), hizo hincapié en el abordaje precoz en depresión y suicidio. Además, apuntó a la necesidad de enfrentarlos como tema tabú. “Tenemos un problema cuando todavía es más difícil decir ‘me duele un diente’ que ‘me siento triste’. Hemos de romper el estigma, todavía hay un miedo a ser juzgado socialmente”, señaló.

Una mayor cohesión

La intencionalidad del Libro Blanco es, por tanto, “reseñar la importancia y la magnitud del problema al que nos enfrentamos”, según Víctor Pérez. La idea con la que concluye la obra pasa así, en primer lugar “por admitir la dimensión del problema, reconocer y ser ambiciosos y no ser derrotistas”, tal y como ha indicado Navío.

Finalmente, la también coordinadora de la obra ha incidido en la exigencia y obligación de que todos los actores trabajen cohesionados por la salud mental, en general, y la depresión y el suicidio, en particular.

Una vez más, los expertos han reclamado al Ministerio que ejerza el liderazgo y comparta la ambición por estos problemas de salud pública que son corresponsabilidad de todos, tanto de las CC. AA como de la sociedad civil.

LIBRO BLANCO

Puede descargarse en PDF desde las páginas web de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB) y la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental.


También te puede interesar…