Registro único, formación y mejor comunicación para seguir avanzando en vacunas

El encuentro ha analizado la implementación de las ‘Recomendaciones de vacunación en grupos de riesgo

145
Premios Fundamed

Los especialistas que han participado en el III Foro Vacunas han reclamado un registro único de vacunación en grupos de riesgo para incrementar la coberturas y garantizar la seguridad de los pacientes, así como mayor formación en atención primaria y mejores estrategias de vacunación.

El encuentro, organizado organizado por Wecare-u, y con el apoyo de Fundamed y GSK, ha analizado la implementación de las ‘Recomendaciones de vacunación en grupos de riesgo’ tras su aprobación por la Comisión de Salud Pública en julio de 2018.

III FORO DE VACUNAS

Uno de los objetivos de este encuentro es dar a conocer el documento en su totalidad y ayudar a incrementar las coberturas y el cumplimento de las pautas de vacunación.
Tal y como ha destacado Ángel Gil, Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de URJC, “el documento del Ministerio de Sanidad es excelente pero queremos que se conozca más y que los profesionales compartan las experiencias de vacunación que funcionan en sus centros”.

En este sentido, José Mª Martín Moreno, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, ha resaltado que lo más importante sobre la vacunación en grupos de riesgo es la difusión de información por un lado. Por otro, “que haya un afán de mejora y que este documento se actualice”. Asimismo, incidió en la importancia del registro único “porque lo que no evalúa no se puede mejorar“.

“Es clave que exista una coordinación y que haya un registro a nivel nacional o registros compatibles entre comunidades“

Coordinación entre comunidades

Pilar Arrazola, jefe de Servicio de Medicina Preventiva del Hospital 12 de Octubre, consideraba también que es vital “tener numeradores en condiciones para hacer un seguimiento asistencial de los pacientes entre todos los especialistas”.
Arrazola recordó que muchos pacientes son derivados y es necesario poder comprobar que vacunas tiene el sujeto. “Es clave que exista una coordinación y que haya un registro a nivel nacional o registros compatibles entre comunidades“, añadía.

III FORO DE VACUNAS
Durante el encuentro se debatió a cerca de formación y sensibilización

En este factor también entra en juego la seguridad, ya que como resaltaba Isabel Jimeno, de la Sociedad Española de Medicina General (SEMG), “la seguridad del paciente es primordial y no puede ser que un paciente venga de Galicia a Madrid y no sepamos de que está vacunado”.

Junto con la potabilización del agua, la vacunación es la mejor medida de salud pública que jamás ha existido

Formación y sensibilización

En el encuentro también se han debatido formas de impulsar la concienciación y la sensibilidad de los profesionales, más allá de primaria y de medicina preventiva.
Todos los especialistas deben estar informados sobre la vacunación en los grupos de riesgo y recomendar esta medida a sus pacientes.

“Junto con la potabilización del agua, la vacunación es la mejor medida de salud pública que jamás ha existido. Pero esta medida altamente efectiva debemos utilizar de forma racional”, ha especificado Mª Martín Moreno.

Cristina Hernánz, preventivista del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, contaba la experiencia en su centro en el que habían establecido circuitos con el resto de niveles asistenciales para que los pacientes pertenecientes a grupos de riesgo sean derivados a medicina preventiva “Tenemos comunicación con atención primaria y creemos que funciona bien, aunque no tanto como nos gustaría”, especificó. “Es verdad que se nos escapan algunos pacientes, sobre todo, aquellos que están oncología”, añadió.

Según destacaron durante el encuentro, muchos pacientes “se pierden” en el circuito asistencial, no saben que tienen que vacunarse y no confían en atención primaria para ello.

“estos pacientes son muy hospital-dependientes y QUIEREN seguir con sus pautas en el hospital”

En este sentido, Henar Rebollo, jefe de servicio de Medicina Preventiva del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, destacó que en su servicio han comprobado que muchos pacientes “no saben a que vienen”. Puso de ejemplo los casos que vienen de dermatología con psoriasis. Asimismo, ha explicado que estos pacientes son muy “hospital-dependientes”. Con lo cual, “los pacientes quieren seguir con sus pautas en el hospital y no en las consultas de primaria. “Hasta hace dos años, el 50 por ciento seguía los protocolos en primaria pero el año pasado solo el 20 por ciento”, describió la preventivista quien afirmó “que nuestro servicio cada vez trata más consultas. Tengo la sensación de que a primaria no les gusta mucho este tipo de pacientes”.

Otra cuestión que ha salido a relucir es la falta formación en atención primaria y la falta de recursos en todos los servicios para poder alcanzar mejores coberturas. “Es fundamental el tema de la sensibilización y la formación. Nosotros, que somos los que estamos a pie de cama, sabemos que la formación es fundamental. En vacunas es una de las estrategias más importantes”, exclamaba Diego Ayuso, secretario del Consejo General de Enfermería (CGE).

Intervención de José Mª Martín Moreno.


Pilar Arrazola se mostraba de acuerdo con esta afirmación pero también incidía en la falta de recursos. “Cada vez los servicios de medicina preventiva cogen más responsabilidad. Necesitamos más personas, más tiempo, más dinero y más recursos logísticos”, exponía.

Comunicación entre especialistas


Una de las cuestiones que se lanzó en el III Foro de Vacunación es quien debe vacunar. Amós García, presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), tenía claro que quien esté “más cercano al paciente” pero puntualizó que deben ser personas que sepan “gestionar la calidad” del producto. “Requiere frío, requiere un registro, un adiestramiento. Desde una perspectiva certera prefiero tener un interlocutor cercano a la vacuna”.

Debemos decidir un plan que centre quien es el responsable del expediente”

El presidente de la Alianza General de Pacientes (AGP), Juan Manuel Ortiz, recordaba que es en enfermería donde recae la responsabilidad de la vacunación pero falta un plan de actuación que centre quien debe ser el responsable del expediente de vacunación del paciente.
“¿Dónde empieza la presión hacía el paciente para que se vacune? Desde especializada te mandan a primaria para que te lo expliquen bien pero debemos decidir un plan que centre quien es el responsable del expediente porque hablamos de pacientes con una cronicidad muy alta”, incidió.

De este modo, los especialistas demandan estrategias comunes y mayor comunicación entre todos los servicios “Yo no me entero de muchas actuaciones sino es por la hora del café”, expresaba Álvaro Torres, jefe de Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Nª S. Candelaria de Santa Cruz de Tenerife. “Cada uno tenemos una forma distinta de abordar la solución. Falta planificación y falta organización porque en cada comunidad se hace de una forma distinta”, añadía.

Como conclusión del encuentro, los expertos coincidieron en que es necesario poner las vacunas en la agenda de los políticos, unificar la formación e información de los profesionales y desagregar los puntos de vista.