Premios BiC 2020

El cáncer se ha convertido en las últimas décadas en un reto sanitario de primera magnitud y en una de las enfermedades más relevantes en términos de salud pública y de impacto social. Sin embargo, la última estrategia en cáncer en España data de 2005. Es por eso que diferentes sociedades científicas y asociaciones reivindican un nuevo Plan de Cáncer en España en este 2020.

A través de una declaración conjunta, realizada en el marco de la jornada virtual “Una nueva asistencia oncológica”, organizada por la Fundación ECO, con el apoyo de Fundamed, y la colaboración de Novartis, diversas entidades sanitarias (puede ver las sociedades científicas adheridas a la declaración en el enlace a continuación) solicitan la reactivación del Plan Nacional contra el Cáncer. Argumentan que esta enfermedad “debe seguir siendo una prioridad en nuestra política sanitaria” y por ello urge poner en marcha todo lo aprobado años atrás.

Diez claves que integrar en el Plan

En total, proponen que el Plan de Cáncer se centre en aspectos concretos que el director de Programas Científicos de la Fundación ECO, Carlos Camps, ha resumido en diez:

  1. Mejorar la información y prevención, el diagnóstico precoz, las listas de espera o los cuidados paliativos, a pesar de que nuestro sistema sanitario “ofrece una alta calidad asistencial a los pacientes”.
  2. Financiación específica para gestionar de manera eficaz la incorporación de la innovación y garantizar la sostenibilidad del sistema.
  3. “Empoderamiento” del paciente a través de la humanización de la asistencia oncológica y la correcta información, contribuyendo a implementar los procesos de toma de decisiones compartidas y una medicina centrada en el paciente
  4. Aumentar los recursos en investigación. El objetivo es poder ofrecer los mejores tratamientos a los pacientes estar a la cabeza de los países de nuestro entorno en I+D.
  5. Equidad en la asistencia oncológica. Eliminar las posibles carencias y barreras, ofreciendo condiciones rápidas y homogéneas de acceso a los fármacos para todos los pacientes del sistema nacional de salud.
  6. Nuevo modelo de gestión y organización asistencial de la atención y cuidados oncológicos. El trabajo multidisciplinar, transversal y en red con centros de referencia debe ayudar a poner a disposición de los pacientes la última tecnología, los mejores expertos, fármacos innovadores y el acceso a ensayos clínicos.
  7. Inclusión de biomarcadores en la cartera de servicios, reducción de la variabilidad clínica e implementación efectiva de registros en cáncer. Estos aspectos son fundamentales para avanzar hacia la excelencia. Las nuevas opciones terapéuticas requieren disponer de más datos de cada paciente. Incorporando el diagnóstico molecular a la práctica asistencial para poder ofrecer una información más detallada y muy relevante para la toma de decisiones clínicas. Es necesario que los biomarcadores se sometan a Control de Calidad Externo para garantizar una realización técnica e interpretación adecuada en todo el territorio Nacional.
  8. Integrar de manera efectiva la medicina de precisión y las terapias avanzadas cambiando el modelo hacia uno más orientado a la consecución de resultados. Sería muy útil crear una red de datos accesible y homogénea que incluya una evaluación efectiva de resultados en salud.
  9. Rediseñar y protocolizar la forma de actuar en futuras emergencias sanitarias. En la actual crisis de la COVID-19 un gran número de pacientes oncológicos ha dejado de recibir la atención que se les daba de manera habitual, por lo que se debe aprender y mejorar de esta crisis sanitaria.
  10. Reactivar de manera prioritaria el Plan de Cáncer en España con la coordinación ministerial. Dicho plan debería ser debatido en el Senado y en el Congreso de los Diputados con la mayor prioridad.

También te puede interesar...