Más allá de los debates coyunturales que desde el espectro político se vienen produciendo en los últimos tiempos, de fondo siguen existiendo otros -históricos- que atañen a problemas estructurales, también afectados en mayor o menor medida por situaciones circunstanciales como puede ser la pandemia. Este es el caso de las listas de espera, cuya discusión ha centrado un nuevo choque dialéctico en el Congreso de los Diputados entre Gobierno y oposición, por sus ramas socialista y popular, respectivamente.

A este respecto, el diputado del PP, José Ignacio Echániz, ha argumentado que la situación de demora quirúrgica es “uno de los principales indicadores de un sistema sanitario”. “Hay 706.490 personas en lista de espera, los mayores datos de la historia. Todo ello sin contar las de consultas, diagnósticos o indicaciones de pruebas”, ha detallado.

Para el parlamentario popular, “el problema no es de una CC. AA., sino de todo el Sistema Nacional de Salud (SNS)”, por lo que ha reclamado la falta de soluciones para atajar el “stock de enfermedades” tras la COVID-19. “No se ha desarrollado un sistema de financiación de autonómica en sanidad para que las propias comunidades pudieran resolver este problema”, ha señalado.

Asimismo, Echániz ha reprendido en su intervención al Gobierno por no “prepararse para una nueva epidemia en el futuro”. “Seguimos sin nuevas capacidades para riesgos epidemiológicos, sin una arquitectura de preparación y respuesta ante nuevas amenazas”, ha añadido, mentando así la situación actual del crecimiento de casos de viruela del mono.

Respuesta del ministerio

En su respuesta, Carolina Darias ha querido recordar que la gestión de las listas de espera es una competencia de los servicios de salud de autonómico, que tienen transferida las competencias en sanidad desde hace varias décadas. Lo que si compete en gestión de listas de espera a mi departamento es la sistematización en la información, que refleja la posición de las CC. AA.”.

A pesar de ello, la ministra de Sanidad no ha querido rehuir un asunto del cual ha destacado su relevancia, pero en el cual no ha apreciado diferencias significativas con respecto a la situación pre-pandemia. “Los datos vienen a señalar una situación similar, con cerca de 700.000 personas en lista y una media de 121-123 días de espera, que es verdad que es importante”.

Como defensa de la gestión del ministerio, Darias ha enfatizado que el actual Gobierno es el que “más inyección ha transferido nunca a las comunidades en materia sanitaria”. En este punto, ha razonado las actuaciones llevadas a cabo desde su área y que podrían repercutir positivamente en la mejora del discutido indicador.

“Estamos llevando a cabo la mayor inversión en equipos de tecnología del SNS con el Plan Inveat, que contempla 800 millones para renovar o ampliar 851 equipos en todas las CC.AA. Esto va a suponer más diagnósticos, más tempranos, con mayor profundidad y con mayor alcance y seguridad para pacientes y sanitarios”, ha replicado.


También te puede interesar…