CARMEN M. LÓPEZ Madrid | viernes, 03 de marzo de 2017 h |

Tras varios meses de trabajo, comunidades autónomas, organizaciones sindicales y Ministerio de Sanidad empiezan a acotar la estrategia para la estabilización del empleo, a través de los grupos de trabajo que se crearon para este fin.

Las cifras de precariedad y temporalidad en el Sistema Nacional de Salud (SNS) lejos de mejorar van empeorando. Basta con analizar los últimos datos del paro. Mientras que la tendencia general registró una leve mejoría, el sector sanitario parece que queda al margen. Un total de 1.393.803 profesionales sanitarios se encontraban registrados en la Seguridad Social a finales del pasado enero, un 0,4 por ciento menos con respecto al mes anterior. En total, la sanidad ha perdido 5.665 empleos en febrero, y según los sindicatos acumula una destrucción de más de 60.000 puestos de trabajo desde septiembre.

La terapia de choque de los grupos de trabajo es reducir esta situación. Según el último informe de la Comisión Técnica Delegada de la Comisión de RR.HH. del SNS al que ha tenido acceso GM, hay un acuerdo previo de las comunidades autónomas (CC.AA.) —a excepción de Madrid e Ingesa— para modificar el artículo 9.3 del Estatuto Marco y avanzar así en la estabilización de plantillas.

Esta reforma normativa supone que la creación de plazas estructurales quedaría supeditada a las necesidades reales de cada comunidad y a la disponibilidad presupuestaria. Sobre este asunto, la secretaria de salud de UGT, Gracia Álvarez, explica que no se puede cuestionar si habrá o no presupuesto para cubrir las plazas, puesto que “los profesionales temporales que actualmente están trabajando están cobrando”.

Para limitar la temporalidad Galicia y Castilla y León proponen la creación de nuevas plazas tal y como se contempla en la norma actual, es decir, nombramientos durante 12 meses en un periodo de dos años. Además, las comunidades quieren que la plaza estructural se cubra con personal temporal de acuerdo a la normativa de cada servicio autonómico.

Está claro que la bolsa de interinos que se está creando y que cada vez va en aumento “hay que abordarla de manera urgente”, precisa Álvarez. Por tanto, las organizaciones sindicales piden ir más allá con acciones más concretas. Por su parte, Antonio Cabrera, secretario general de la Federación de Sanidad de CC.OO. lamenta que no exista “demasiado interés” de las comunidades autónomas en “atajar la temporabilidad”. Uno de los problemas del documento, a su juicio, es la “confusión” entre conceptos como sustitutos y eventuales. No obstante, valora positivamente otros puntos del texto como la OPE en el conjunto del estado o la homogeneización del baremo.

Los baremos

La homogeneización de baremos también forma parte de las propuestas. Andalucía, Murcia y Aragón consideran que es imprescindible homogeneizar los baremos de méritos, es decir, la organización en función de la experiencia profesional, la formación (continuada y acreditada) y las actividades científicas, docentes y de investigación.

Andalucía por su parte apuesta por armonizar los procesos de selección del personal estatutario, tal y como recoge el decreto de homogeneización de baremos, que presumiblemente verá la luz próximamente. Además, la Junta menciona la importancia de la acreditación de la competencia profesional y considera necesario un capítulo de coordinación y colaboración en las convocatorias. Para ello es preciso una coordinación en el Consejo Interterritorial, un registro común en todas las comunidades con una base de datos de exámenes, y el acceso interoperable de información de los méritos del profesional.

El informe refleja que a excepción de País Vasco, Cataluña y Navarra hay buena disposición para homogeneizar los baremos de méritos para la provisión de puestos, procesos selectivos y concursos de traslados. Lo que está claro para los sindicatos es que a pesar de que llevan tiempo trabajando en unificar criterios para paliar la situación de inestabilidad laboral, las medidas deben ser más concretas. Por tanto, piden a las comunidades y al Ministerio un esfuerzo real.

REACTIVACIÓN DEL ÁMBITO

La semana pasada, las organizaciones tuvieron dos encuentros. El primero, el Foro del Diálogo Social, donde se presentó el documento del grupo de trabajo de temporalidad. El segundo correspondió al Ámbito de Negociación. En este encuentro, las organizaciones pusieron sobre la mesa los asuntos pendientes que hay que comenzar a tratar. Además de priorizar en materia de empleo, a través de la eliminación de la tasa de reposición y la convocatoria de OPEs, hay varios temas que interesan como la prescripción enfermera o la troncalidad. Sin embargo, el Ministerio de Sanidad no está por la labor de incluir estos dos decretos en las negociaciones con los sindicatos.