Premios BiC

La situación que llevan arrastrando los profesionales de formación especializada, especialmente los MIR, ha generado conflictos y demandas que han puesto en pie a colectivos como la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) o la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC) que muestran su apoyo a los profesionales españoles a través de distintas demandas a la Administración.

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos ha exigido al ministro de Sanidad, Salvador Illa, “tomar consideración” en relación a la situación de los MIR en una carta enviada el pasado viernes por parte del presidente de la CESM, Tomás Toranzo y el secretario general, Gabriel del Pozo.

“Es el momento adecuado para iniciar negociaciones y dar soluciones a las demandas que el colectivo de profesionales plantean como de urgente abordaje”, reclaman desde la CESM. Esta situación serviría para “evitar un conflicto” que no podrían evitarse en los próximos meses.

Fortalecer los aspectos formativos

La confederación destaca como puntos clave la mejora de la regulación de la jornada laboral y su adaptación a los tiempos de trabajo, así como una actualización de las retribuciones básicas y complementarias.

Por otra parte, el colectivo subraya la necesidad de mejorar los aspectos formativos con “la correcta supervisión” por parte de las correspondientes figuras docentes. Este punto aún está por desarrollar en algunas comunidades autónomas.

Estas demandas constituirían “los estímulos necesarios para que la investigación sea una realidad en esta etapa de formación”, destacan desde la CESM.

Los representantes de la confederación han destacado la labor ejercida por los profesionales sanitarios durante la pandemia y, en este sentido, piden una actualización y mejora de las condiciones laborales. Asimismo, según han comunicado a CESM, algunas Consejerías ya han trasladado en reuniones del Consejo Interterritorial, se ha instado a Salvador Illa a que “haga las gestiones oportunas para que por los departamentos ministeriales que corresponda se aborden estos problemas a la mayor brevedad posible”.

Falta de planificación de la Administración

Este apoyo a los profesionales en formación también ha destacado por parte de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), que defiende que “la actual crisis obedece a la falta de planificación general de los recursos de personal”. Unas deficiencias de diseño de plazas de medico especialista por parte de distintos niveles de la Administración, “tanto Ministerial, como de cada Comunidad Autónoma”, señalan desde la SemFYC.

Por este motivo, la sociedad científica califica la situación a la que se enfrentan los MIR como “un reto para la administraciones”, ya que este hecho constituye “la punta del iceberg de un malestar prolongado y latente”. En este sentido, la SemFYC pone de manifiesto determinadas demandas para un problema que “se ha cronificado”, señalan en un comunicado.

Por una parte, piden una evaluación por parte de la Administración con el fin de “recuperar el objetivo principal del modelo MIR: la formación de especialistas de alta cualificación“. La formación especializada se caracteriza por una labor asistencial “supervisada, estructurada, ponderada y compensada económicamente”, señalan desde la sociedad. Sin embargo, el colectivo señala que las Administraciones “están recurriendo sistemáticamente a condiciones no aceptables“.

Cambiar la visión de los MIR

Desde la SemFYC consideran necesario, además, una reorientación en la visión que se tiene de las plazas MIR. La sociedad científica pide que las plazas de formación se consideren “una inversión” y no un gasto corriente.

Este cambio de perspectiva aseguraría preservar la confianza de estos futuros especialistas en el Sistema Nacional de Salud. Asimismo, esta situación evitaría la “fuga de médicos especialistas recién formados hacia otros países de la Unión Europea, debido a la precariedad en España”.

“Esta circunstancia es muy alarmante, y como sociedad científica percibimos que las Administraciones no son conscientes de la gravedad de este hecho”

Comunicado de la SemFYC

A estos problemas, SemFYC añade la situación referente al número de plazas MIR en Medicina de Familia y Comunitaria. Una situación en “nula progresión en los últimos 15 años”, señalan.

Por último, la sociedad científica considera necesario “iniciar un proceso de sensibilización público-social” para dar a conocer el valor de la formación de los residentes españoles.

“Es necesario este reconocimiento como un bien social, dado que formar a cada especialista tiene un elevado coste”, señalan en el comunicado.


También te puede interesar: