Premios Fundamed

Poco a poco, los parlamentos regionales también recuperan su actividad más allá de la crisis sanitaria generada por la COVID-19. En esta nueva situación, los pasos en salud mental son de nuevo objeto de debate político.

En el último pleno del Parlamento aragonés, el diputado de VOX, Santiago Morón Sanjuan, se interesaba por la situación del Plan de Prevención del Suicidio en esta comunidad autónoma.

Sira Repollés, consejera de Sanidad, detalló que actualmente el Gobierno regional trabaja en la Estrategia de Prevención del Suicidio. “El título es distinto pero el objeto es el mismo”, subrayó.

consejera de Sanidad de Aragón
Sira Ripollés, consejera de Salud de Aragón.

La consejera explicó que la estrategia aragonesa está en línea con el Plan del Salud Mental 2017-2021 aprobado por el Consejo Asesor de Salud Mental, que contemplaba el desarrollo de actuaciones en prevención del suicidio.

“Aunque la crisis del COVID-19 ha enlentecido los trabajos, se ha avanzado en varias de estas estrategias. La coordinación ha priorizado las acciones en la línea de prevención y se está trabajando con diferentes colectivos profesionales en la elaboración de un compromiso de tratamiento de los intentos de suicidio en los medios de comunicación”, expuso.

Prevención en adolescentes

Asimismo, Repollés añadió que se está trabajando en la prevención en la población adolescente en colaboración con el Departamento de Educación.

Por otro lado, continuó, “aunque no tenemos evidencia, es razonable pensar que la crisis COVID-19 va a tener un impacto en la salud mental, y en este marco puede incrementar la incidencia de intentos autolíticos. Las líneas estratégicas de prevención se irán actualizando y adaptando a la evolución de la situación”.

Santiago Morón (VOX).

En su intervención, el diputado, que también es médico, lamentó la ausencia de un plan estatal para prevenir el suicidio. Además, recordó que su comunidad autónoma, Aragón, es uno de los territorios con cifras más elevadas. El portavoz de VOX también echó en falta medidas específicas para abordar este tema dentro de la estrategia aragonesa para la reconstrucción.

En su respuesta, la consejera aragonesa recordó que en algún momento el Ministerio de Sanidad “puso el acento en este tema y comenzó a movilizarse, pero finalmente no se concretó nada”.

“A día de hoy no hay un documento estatal de referencia, por lo cual nuestra estrategia aragonesa depende del Plan de Salud Mental 2017-2021”, remarcó.

En cuanto a la prevención y promoción en salud mental en el contexto de la COVID-19, la consejera destacó la línea de atención telefónica que se habilitó para los profesionales sanitarios para aportarles una atención psicológica suplementaria durante la época más cruda de la pandemia, que permanece abierta.

“En definitiva, se desconocen la secuelas que nos va a dejar la COVID-19 en la salud, pero desde luego sabemos que afectará de alguna forma en la salud mental y en ello estamos”, concluyó la consejera.

Salud mental infantil y juvenil en Cataluña

Por otra parte, la Comisión de Salud del Parlamento de Cataluña ha respaldado en los últimos días una propuesta de resolución presentada por el Grupo Parlamentario de Ciudadanos sobre la atención en salud mental infantil y juvenil en el ámbito de la salud.

El texto, que incorpora varias enmiendas planteadas por Junts per Catalunya, insta al gobierno de la Generalitat a garantizar el acceso a la atención en salud mental infantojuvenil a todos los usuarios de acuerdo con sus necesidades, independientemente del territorio donde vivan, garantizando también la equidad en el acceso a los recursos.

La iniciativa plantea garantizar un abordaje biopsicosocial de los problemas de salud mental infantojuvenil, así como las intervenciones psicoeducativas y psicoterapéuticas tanto a los niños y adolescentes atendidos en la red de salud mental infantojuvenil como a sus familias de acuerdo a las guías de práctica clínica.

Revisar ratios de profesionales

Uno de los puntos clave pasa por revisar y aumentar las ratios de profesionales en los centros de salud mental de la red infantojuvenil pública para que puedan llevar a cabo las actividades mencionadas en los puntos previos.

Además, el texto insta al Gobierno a presentar un Plan Integral, antes de tres meses desde la aprobación de la presente propuesta de resolución, que garantice la regulación y el cumplimiento de todas estas medidas, así como dotación presupuestaria suficiente para su hacerlo viable.

Blanca Victoria Navarro Pacheco, del Grup Parlamentari de Ciutadans, explica a GM que la resolución se presentó en diciembre de 2018 , aunque se ha debatido ahora, por lo que no tiene en cuenta la situación sobreañadida con la crisis de la COVID-19.

Blanca Victoria Navarro (Ciudadanos).

No obstante, asegura que previamente ya se encontraban en una situación en la que de todos los niños que precisan esta atención en Cataluña solamente el 40 por ciento de ellos han tenido al menos una visita familiar al año, según datos de CatSalud. Si se observa la media de visitas en cada centro, asegura, el que peor tiene una media de tres visitas al año y el que mejor no llega a las 12 visitas anuales.

“Ni en el mejor de los casos, la media es que los niños hagan visitas más de una vez al mes, cuando no hay intervención que haya mostrado eficacia si no se hace semanalmente o por lo menos quincenalmente”, aclara.

Reuniones con familiares

Durante esta pandemia, los diputados de Ciudadanos se han reunido con diferentes asociaciones de familiares que les han alertado ha sido de la situación de precariedad en la que se han encontrado en la crisis sanitaria y el aumento de los casos de adolescentes y de jóvenes con síntomas de ansiedad o conductas adictivas de sustancias o pantallas.

“Realmente, lo que nos han trasladado es que los centros privados, para quien se lo puede permitir, van a generar una demanda y unas listas de espera en cuanto a descompensaciones o bien de trastorno de conducta o de conducta alimentaria en jóvenes”, remarca.

En este sentido, Navarro añade que la cuestión está en todo aquel que no se lo puede permitir. “El Departamento de Salud tiene responsabilidad sobre los niños y los jóvenes que tienen algún problema de salud mental, especialmente teniendo en cuenta que el suicidio es la primera causa de muerte vital en jóvenes, y no tenemos un plan de prevención del suicidio en Cataluña ahora mismo, ni para jóvenes ni para adultos”, critica.

La portavoz de Ciudadanos insiste en que es una población muy frágil, que ha padecido especialmente las consecuencias de la pandemia y hace hincapié en que ya previamente la red de salud mental no proporcionaba unos mínimos que permitieran cubrir sus necesidades, según su visión.


También te puede interesar…