Premios Fundamed
E.M.C. Madrid | martes, 04 de julio de 2017 h |

La Asociación Española de Biosimilares (Biosim) ha presentado esta mañana en la sede de la Organización Médica Colegial su primera Guía de Medicamentos Biosimilares para Médicos, con la que se trata de dar respuesta a todas las dudas que pueden surgir sobre estos fármacos.

Para Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial, la presentación de esta guía supone una oportunidad para hablar de medicamentos que “en la actualidad todavía generan algún tipo de duda o de incertidumbre”. Asimismo, apuntó que estos fármacos “siguen generando expectativas desde oncología, inmunología y terapias avanzadas”

Según sus palabras, hablar de biosimilares “tiene que ver con la sostenibilidad y el mantenimiento del Sistema Nacional de Salud”. No hay que olvidar, aseguró, que “un 25 por ciento del gasto farmacéutico se relaciona con medicamentos biológicos y casi un 50 por ciento del gasto hospitalario se realiza en biológicos”.

Romero remarcó que en 2014 la organización ya adelantó la necesidad de avanzar en la implantación de los biosimilares. Ante estos medicamentos, continuó, “no se rompe la libertad de prescripción si se garantiza seguridad, eficacia y efectividad del mismo”.

Por su parte, Gonzalo Calvo, jefe del servicio de Farmacología del Clínic de Barcelona, aseguró que los médicos también tienen la responsabilidad social de usar los recursos con sentido común. “Si no lo hacemos, lo harán por nosotros”, indicó.

El especialista añadió que a día de hoy los biosimilares son el estándar en buena parte de los tratamientos. “Hasta ahora los medicamentos biológicos que cumplían patente estaban dirigidos a pacientes de manera restringida y eran empleados por los especialistas de forma puntual. Pero ahora, ¿qué medico no ha prescrito heparina debajo peso molecular?, planteó.

El especialista remarcó que la profesión médica debe concienciarse de que el biosimilar es un instrumento valioso para mantener la viabilidad del sistema sin comprometer la seguridad del paciente. En este sentido, subrayó que la guía trata de ser objetiva y reflejar hechos, dando respuesta de forma breve a las principales dudas que se puedan plantear sobre este tipo de fármacos.

En la misma línea, Pedro Hidalgo, coordinador del Observatorio de la Prescripción del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos celebró que hoy se hable de medicamentos en la “casa de los prescriptores”.

Hidalgo remarcó que la “libertad de prescripción no es una licencia para gastar”, e hizo hincapié en que “prescribir no es escribir”. El responsable del observatorio subrayó que la prescripción es equidad, ética eficacia, economía y evidencia.

Con la guía que hoy se presenta, según Hidalgo, se cumple parte del acuerdo aprobado en octubre de 2014 dentro de un informe sobre el sector farmacéutico que recogía la apuesta por agilizar la introducción de medicamentos biosimilares.

Por otra parte, Joaquín Rodrigo, presidente de Biosim, explicó que han comenzado con esta guía porque los médicos son una “pieza fundamental del sistema sanitario, uno de los grandes pilares sobre los que se sustenta”.

Con esta publicación, subrayó, contarán con una herramienta “para que los médicos prescriptores tengan información clara, concisa, con solidez científica sobre el biosimilar y el papel que puede representar dentro del arsenal terapéutico”.

En cualquier caso, recalcó que “los biosimilares no son solo herramienta de ahorro. Son herramienta de eficiencia para el sistema sanitario para aumentar accesibilidad y sostenibilidad, ya que pueden garantizar que cualquier paciente susceptible de ser tratado con un medicamento biológico pueda llegar a serlo”.

Para finalizar, el secretario general de Sanidad, José Javier Castrodeza, destacó la importancia de esta guía por varias razones. Entre otras, citó que “completa y actualiza la información que sirve para divulgar conocimiento sobre biosimilares, principios farmacológicos, el exigente marco regulatorio al que están sujetos, los ensayos clínicos para demostrar la bioequivalencia, posibilidades de intercambiabilidad, etc.”.

También destacó el valor de este documento por la importancia que tiene para los profesionales “para aumentar sus conocimientos y su formación sobre los principios básicos para que realicen una prescripción adecuada”. Asimismo, remarcó que esta presentación puede ser un punto de partida para impulsar un convenio con la patronal de los laboratorios de biosimilares en la línea de los que el Ministerio tiene ya suscritos con agentes como la industria innovadora”.