Premios BiC

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido suspender de forma temporal los ensayos en los que se está probando la hidroxicloroquina con pacientes con Covid-19. El director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha explicado que están la espera de tener más datos debido a las preocupaciones que existen sobre su seguridad.

Tedros Adhanom Ghebreyesus
Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS

Según Bloomberg, el organismo de Naciones Unidas, la OMS suspendió estos trabajos después de que la revista científica The Lancet publicara un informe en el que avisaba de que la hidroxicloroquina, promovida por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, como tratamiento, estaba relacionada con un mayor riesgo de muerte y enfermedades cardíacas.

“Es importante continuar reuniendo evidencia sobre la eficacia y seguridad de la hidroxicloroquina“, afirmó Soumya Swaminathan, científico principal de la OMS. “Queremos usarlo si es seguro y eficaz, reduce la mortalidad, reduce la duración de la hospitalización sin aumentar los eventos adversos”.

Sin embargo, los estudios podrán reanudarse “si los datos lo justifican”, aseguró Mike Ryan, jefe del programa de emergencias sanitarias de la OMS. La decisión de suspender dichos estudios se tomó por “mucha precaución”. De este modo, la junta de monitoreo de seguridad se reunirá nuevamente y la decisión será revisada dentro de una o dos semanas.

Sin evidencia de su beneficio

En The Lancet, se afirma que la hidroxicloroquina o cloroquina, a menudo en combinación con un macrólido de segunda generación, se están utilizando para tratamientos contra la Covid-19 “a pesar de que no hay evidencia concluyente de su beneficio“. Por el momento, solo es seguro cuando se usa para indicaciones aprobadas como enfermedad autoinmune o malaria.

La revista realizó un análisis del uso de hidroxicloroquina con o sin un macrólido para el tratamiento de Covid-19 en más de 96.000 pacientes de 671 hospitales en seis continentes.

La conclusión del estudio fue que no se pudo confirmar su beneficio en los resultados hospitalarios de coronavirus. “Cada uno de estos regímenes farmacológicos se asoció con una disminución de la supervivencia en el hospital y una mayor frecuencia de arritmias ventriculares cuando se usa para el tratamiento de Covid-19″, se explicaba en el informe.