Premios BiC 2020
Julia Almagro Madrid | martes, 27 de noviembre de 2018 h |

La Organización Médica Colegial (OMC) ha presentado recientemente el informe ‘Diagnóstico de género de la profesión’, un documento que trata de mostrar la panorámica actual en el ámbito médico y la desigualdad existente entre hombres y mujeres.

El informe pone en evidencia una serie de verdades que es difícil ignorar, como que sólo el 20 por ciento de las mujeres ocupan los puestos de dirección, pese a constituir el 50 por ciento en plantilla; o que la brecha salarial entre hombres y mujeres dentro de la profesión médica supera el 27 por ciento;

Según afirma Tomás Cobo, vicepresidente primero de la OMC, y coordinador del grupo de trabajo que ha realizado en informe, la feminización de la Medicina, tanto en España, como en Europa se está desarrollando a pasos agigantados, y es preciso contemplar la situación de la mujer desde diferentes ámbitos, como el acceso a la universidad, la incorporación a la profesión y la facilidad para optar a puestos directivos y de cariz investigador.

Realidades como la desigualdad salarial y los problemas de conciliación; y la ausencia femenina en entornos relacionados con la dirección de centros, la investigación y en general, en los espacios donde se toman las decisiones muestran una situación preocupante que requiere la toma urgente de medidas.

Mercedes Hurtado, presidenta del Colegio Oficial de Médicos de Valencia, ha querido destacar la existencia de unos estereotipos muy arraigados en la sociedad que posicionan a la mujer en el rol de cuidadora, incluso dentro de las especialidades médicas, donde pediatría es la que reúne al mayor porcentaje de mujeres. Esto se traduce en la falta de una gama más amplia de modelos de referencia para nuestras hijas. Para Hurtado, la presencia mayoritaria de la mujer en la profesión médica es toda una realidad y ya va siendo hora de que las féminas ocupen más puestos directivos. Es por ello, que el grupo de trabajo ha elaborado un decálogo cuyo objetivo es empoderar a las mujeres.

Por otra parte, Carmen Sebastianes, vicepresidenta del Colegio Oficial de Médicos de Cádiz, ha aclarado que el observatorio va a realizar un seguimiento del decálogo y además, se centrará en recoger los nuevos problemas que vayan surgiendo para analizar sus causas. El objetivo es que esta medida que ha tomado la OMC se constituya como un ejemplo para otras profesiones, puesto que no estamos hablando de un problema únicamente médico, sino de un problema de la sociedad en general.