Pierre Delsaux, director de la Autoridad de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias (HERA), ha dejado claro en su intervención en la Comisión especial del Parlamento Europeo sobre COVID-19 que esperan que, tras el verano los Estados miembros, tengan la posibilidad de recibir las vacunas adaptadas a variantes de Pfizer y Moderna, ya que ambas compañías están trabajando “intensamente” en ello.

La idea es que las únicas vacunas que sigan recibiendo los estados sean vacunas adaptadas. Y es que las compañías farmacéuticas están trabajando en vacunas bivalentes, que se espera que combinen la variante BA.1 original con ómicron BA.4 y BA.5.

“En esta etapa, no se ha tomado una decisión final sobre qué vacunas estarán disponibles y cuándo estarán disponibles, ya que la mayoría necesita obtener la autorización de la EMA. Obviamente, el proceso aún está en curso y ha comenzado recientemente. Así que no sabemos cuándo llegará esta autorización”, ha indicado Delsaux.

No obstante, la tendencia de casos está subiendo y se espera que aun aumente más después del verano, “aunque no se sabe que variante circulará”. Por ello, la próxima remesa de vacunas de Pfizer y Moderna que debería de haberse recibido en los trimestres dos y tres han negociado que se retrase y se entregarán después del verano, haciendo coincidir la entrega con la nueva ola prevista de COVID-19 tras las vacaciones. Y es que actualmente tienen suficiente stock y en palabras del director de la HERA “no necesitan recibir más por ahora para almacenarlas”.

Pierre Delsaux, director de la Autoridad de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias (HERA).

“Cuanto antes comencemos la campaña de vacunación después del verano, mejor. Por lo tanto, debemos tener esas vacunas disponibles lo antes posible en septiembre porque a la mayoría de los Estados miembros les gustaría comenzar la campaña de vacunación en septiembre”, ha subrayado.

Por otro lado, el director de la HERA ha apuntado que esperan también que para después del verano las dos vacunas que aún no están autorizadas, la de Sanofi y la de Hipra, lo estén y así los estados miembros también puedan disponer de ellas.

Eficacia de las vacunas

Delsaux, ha incidido en que “debemos estar muy orgullosos al haber conseguido que 20 millones de personas se hayan salvado tras un esfuerzo colectivo”.

Del mismo modo ha señalado que, aunque la vacuna actual no es tan eficaz contra la variante ómicron sigue protegiendo a las personas, “así que, si quieren vacunarse, disponen de buenas vacunas, hay suficientes para vacunar a toda la población europea y también para compartir con el resto del mundo, como ya hemos hecho”.

Eso sí, ha dejado claro que las vacunas que están por venir después del verano, “serán mejores que las actuales y si los estados miembros quieren hacer donaciones será posible bajo las mismas condiciones.

Por último, ha querido dejar tres mensajes importantes para transmitir tranquilidad a la población europea. En primer lugar, que habrá suficientes vacunas disponibles tanto para proteger a los ciudadanos como para donar fuera de Europa. Asimismo, ha apuntado que sea cual sea la vacuna disponible en la UE “será buena” incluso mejor contra las variantes, ya que los test llevados a cabo así lo demuestran. Y en tercer lugar, ha incidido en la importancia de la seguridad de estas para que cuando comiencen las campañas de vacunación esté probada de que protege a la población.


También te puede interesar…