La Junta del Icomem retira la denuncia contra la OMC tras archivar sus expedientes

30
S.P. Madrid

La Junta Directiva del Icomem ha decidido retirar la denuncia que interpuso contra la Organización Médica Colegial (OMC) por los expedientes a la vicepresidenta, Ana Sánchez Atrio, y el secretario, Emilio Villa.

El pasado marzo, la Asamblea de la OMC decidió intervenir ante el conflicto interno que vive el colegio madrileño. Expedientó por un lado a la presidenta del Icomem, Sonia López Arribas, enfrentada al resto de los miembros de la Junta; y, por otro, a la vicepresidenta, Ana Sánchez Atrio, y el secretario, Emilio Villa. Esta decisión llevó a la Junta Directiva del Icomem a interponer un recurso contencioso-administrativo en los tribunales en apoyo de Sánchez Atrio y Villa. En su denuncia, alegaban que la Comisión Central de Deontología de la OMC sólo recomendaba la apertura de expediente en el caso de López Arribas y no se pronunciaba sobre el resto de los miembros de la Junta

A finales del pasado agosto, la Asamblea de la OMC admitió su incapacidad para intervenir en el colegio, archivó los expendientes de la vicepresidenta y del secretario y optó por apercibir por falta menos grave a la presidenta.

Petición de denuncia

A pesar de no actuar en la crisis del colegio, la Asamblea de la OMC sí emitió un mensaje claro. Reclamó a la Junta del Icomem que presentara su dimisión en bloque con el objetivo de desatascar la situación y dar lugar a un nuevo proceso electoral.

De momento, la Junta no tiene intención de escuchar el requerimiento del consejo de colegios de médicos. La vicepresidenta se encuentra inmersa en la actualidad en la renovación de los estatutos colegiales. Precisamente, el proceso de modificación estatutaria provocó los primeros enfrentamientos dentro del equipo directivo. Una vez que el texto se haya votado y aprobado, la Junta prevé presentar su dimisión con el fin de que se convoquen nuevas elecciones. Este fue el compromiso que adquirió con la Asamblea de Compromisario del colegio madrileño cuando le exigió que renunciaran a sus cargos.

La situación se encuentra avanzada. Existe en la actualidad un borrador de los estatutos, que está analizando la asesoría jurídica del colegio. El objetivo de Sánchez Atrio y la comisión de estatutos es que este mismo mes de septiembre pueda llevarse el documento a la Asamblea de Compromisarios para su votación. Incluso la Junta se ha planteado la posibilidad de que todos los colegiados puedan votar el texto.