Según el último informe del Ministerio de Sanidad, que ha evaluado junto a las Comunidades Autónomas y el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), la inmunización contra el VRS ha evitado, esta temporada, cerca de 10.000 hospitalizaciones en menores de un año.

La efectividad y el impacto de esta medida para la prevención de la infección grave por VRS, definida como aquella que requiere hospitalización para su tratamiento ha sido todo un éxito en nuestro país.

De hecho, España ha sido el primer país a nivel mundial en aplicar el anticuerpo monoclonal nirsevimab de forma tan amplia, por lo que se considera que la campaña de inmunización frente al VRS ha sido un éxito entre la población infantil en su primera temporada d administración.

El monoclonal

El virus respiratorio sincitial (VRS) es la principal causa de infecciones en las vías respiratorias inferiores en la población infantil menor de un año, especialmente las relacionadas con bronquiolitis y neumonía. En España, esta gran carga de enfermedad hace que las infecciones causadas por VRS provoquen todos los inviernos una importante sobrecarga asistencial, tanto en atención primaria, como en urgencias y hospitales.

Por primera vez, en la temporada 2023-2024 ha estado disponible una nueva medida de prevención. Se trata de un anticuerpo monoclonal, nirsevimab, con muy buen perfil de seguridad y eficacia, que se ha recomendado desde la Ponencia de Vacunas y se ha administrado en España de forma sistemática a la población infantil menor de 6 meses, y a aquella con alto riesgo de enfermedad grave. La aceptación de la inmunización ha sido muy buena. De hecho, se han alcanzado coberturas superiores al 90%.

El Ministerio de Sanidad, junto con las Comunidades Autónomas y el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, en el marco de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, han evaluado la efectividad y el impacto de esta medida para la prevención de la infección grave por VRS, definida como aquella que requiere hospitalización para su tratamiento.

Los resultados estiman que esta inmunización redujo el riesgo de hospitalización asociada al VRS en un 83% en los menores de 6 meses inmunizados, confirmando la eficacia que se había observado en los ensayos clínicos previos.

A nivel poblacional, en el grupo de menores de 1 año, se ha observado una reducción del 75% en el número de hospitalizaciones respecto a las que se estimaba que se iban a producir en este grupo. Esto se traduce en cerca de 10.000 hospitalizaciones evitadas. Estos resultados han sido publicados por la revista científica de la sociedad internacional de gripe y otros virus respiratorios.

España ha sido el primer país a nivel mundial en aplicar nirsevimab de forma tan extensiva, y gracias al compromiso de los profesionales sanitarios y la confianza de padres y madres en esta medida de prevención, se han logrado altas coberturas, lo que, unido a su elevada efectividad, ha resultado en un gran impacto en la reducción de la carga de enfermedad por este virus en nuestro país y de la sobrecarga asistencial asociada.

Por comunidades

Las comunidades autónomas han ido implementando esta vacunación desde su aprobación con tasas muy altas de éxito y algunas ya han anunciado que están preparando su segunda campaña de inmunización de cara al próximo otoño invierno, así Madrid, dio hace unos días luz verde a la adquisición de 52.000 dosis del monoclonal, un 4 por ciento más que en la campaña anterior.

Por su parte la Comunitat Valenciana aprobó también el suministro de 79.000 dosis de nirsemivab y Castilla La Mancha ya aprobó una partida presupuestaria de 21 millones para vacunas contra este virus y contra el herpes zóster.

Galicia, por su parte ya presentó sus resultados en el mes de mayo tras su campaña de vacunación, con la que según explicaron los expertos habían evitado la hospitalización de al menos 400 bebes menores de 6 meses, consiguiendo una efectividad del 82 por ciento.


También te puede interesar…