Premios BiC
GM | lunes, 20 de enero de 2020 h |

La Fundación de la Clínica Universitaria Rey Juan Carlos (FCU-URJC), encargada de organizar y gestionar la prestación de servicios asistenciales y las actividades de docencia e investigación que desarrolla la clínica, ha convocado a diferentes medios con el objetivo de poner en valor la labor que realiza. Esta andadura, que se inició en 2005, se sujeta sobre dos pilares fundamentales: la parte académica y la parte asistencial. Ambas “conviven de manera completamente imbricada”, tal y como apuntó el director general de la propia clínica, Julio Zarco.

La finalidad así es realizar, en colaboración con la Facultad de Ciencias de la Salud, la actividad docente de las titulaciones de grado y postgrado mediante las prácticas de los estudiantes en la actividad asistencial. Un objetivo que cohabita con la oferta a la sociedad de tratamientos de los diferentes servicios que integran la Clínica Universitaria y el apoyo a las actividades de investigación.

Referente en Odontología

Una de las partes más importantes es el servicio de Odontología de la FCU-URJC, que ofrece atención al paciente en odontología general y gran variedad de especialidades. “En este año han pasado más de 60.000 pacientes por la clínica. De ellos, 50.000 son pacientes odontológicos”, ha destacado Zarco. Un volumen diario que asciende a entre 250-300 pacientes diarios. El objetivo, según el director de este área, Diego Gómez, es posicionarse “como una clínica donde prima la atención al paciente y el desarrollo de una docencia cada vez más tecnológica e innovadora”.

Dentro del servicio se ofrece también la posibilidad de tratar pacientes con necesidades especiales, para los que se cuenta en las instalaciones con 7 Gabinetes odontológicos individuales. El área formativa por su parte, comprende 4 Laboratorios Tecnológicos para prácticas docentes preclínicas, con 153 puestos donde desarrollar estas actividades.

Pioneros en diagnóstico de TEAF

La clínica cuenta también con su propio área de Psicología. En ella se ha destacado el papel de la especialidad desarrollada sobre el Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF). “La necesidad de las familias es realizar un diagnóstico lo más temprano posible y desde la clínica somos centro pionero en el diagnóstico de TEAF en la Comunidad de Madrid”, ha dicho Ana Suárez, coordinadora del servicio, quien también ha recalcado la importancia de una intervención multidisciplinar en el abordaje de estas afecciones, para las cuales se lleva a cabo este tipo de cobertura. “Los profesionales están en continuo contacto y se desarrollan sesiones clínicas de cada caso individual”, ha explicado.

Respecto a esto, Zarco ha postulado a la clínica para convertirla “en un centro de referencia en daño cerebral, muy especialmente infantil”. “Podemos aportar mucho en este sentido. Estamos avanzando en un concierto con la Comunidad de Madrid para convertirnos en centro de referencia”, adelantó.

Terapia Ocupacional y Fisioterapia

En el ámbito de Terapia Ocupacional, la FCU-URJC trata personas desde los 80-90 años hasta bebés. El objetivo en adultos es así mejorar la autonomía en su día a día, mientras que en la infancia se focaliza en el completo desarrollo de la persona. Asimismo, se ha destacado la labor de los especialistas en terapia de la mano, muy importante por su problemática y complejidad. De igual forma, la terapeuta ocupacional Rocío Torroba, ha reseñado la intención de centrarse este año en los bebés prematuros. “Entendemos que supone para los nuevos papás un gran desconocimiento y vemos que cada vez hay más incidencia”, indicó. Se ofrece así un espacio seguro donde desarrollar un aprendizaje conjunto realizándose diferentes actividades centrada en la mejora de la integración sensorial y psicomotricidad del pequeño.

Además, también se ha puesto en valor el servicio de Fisioterapia que se presta en la clínica. Este destaca por el tratamiento individualizado, empleando la terapia manual como primera opción. Un área que se complementa con otras técnicas como la punción seca, drenaje linfático y la liberación miofascial.