Premios BiC
CARMEN M. LÓPEZ Madrid | viernes, 03 de enero de 2020 h |

La necesidad de inversión en investigación es un reclamo a voces a nivel general pero para el sector sanitario en particular.

El 2018 ha cerrado con ‘investigación’ ‘financiación’ e ‘inversión’ como palabras claves en los titulares. La noticia saltaba cuando la Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer (Aseica) alertaba de que la Agencia Estatal de Investigación había modificado el calendario de convocatorias de proyectos para este año. Como explicó Aseica en su comunicado “la no corrección de dicho calendario va a acarrear consecuencias graves a todos los grupos de investigación que han solicitado los proyectos de investigación del Plan Nacional en este último semestre del año, así como a los grupos de investigación que soliciten sus proyectos los siguientes años”.

Esto se debe, explicaron los investigadores, a que se retrasará el periodo de comienzo de dichos proyectos desde el 1 de enero habitual a junio de 2020. Dado que la AEI no contemplaba financiación puente para cubrir este desfase, ello significa que los grupos de investigación que han optado a estas ayudas estarán sin financiación un mínimo de cinco meses. Un recorte efectivo de la financiación de los proyectos de un 14 por ciento, aseguró Aseica, que advirtió que dado que la financiación actual de proyectos de investigación está a niveles de hace 15 años, “supondría una merma muy importante de recursos para todos los grupos de investigación”.

Frente a esta noticia, la Agencia se ha comprometido a asegurar la continuidad en la financiación de los proyectos obtenidos por los grupos de investigación para 2020. Para conseguir este fin, aseguró, flexibilizará la fecha de inicio de los proyectos para “apoyar a aquellos grupos que se pudieran quedar temporalmente sin financiación a pesar de haber sido evaluados positivamente”.

En este comunicado, la AEI recordó que “desde 2012, las convocatorias han sufrido múltiples retrasos. Mantener un calendario estable en la Agencia no permite resolver la convocatoria de proyectos al inicio del año. Por eso se decidió retrasar la fecha de inicio de los proyectos de I+D+i de la convocatoria de 2019 y posteriores a mediados de año”.

Así, justifica esta decisión para que los proyectos se inicien después de la resolución de concesión, “ya que lo que ha ocurrido en los últimos años (que los proyectos comenzaban muchos meses antes de la resolución definitiva de las convocatorias) era una clara anomalía y perjudicaba a la mayor parte de la comunidad científica”, apunta el comunicado.

“En ningún caso este calendario implica que haya menos dinero para las convocatorias de proyectos ni que vaya a haber menos dinero para investigación; es rotundamente falso. “La financiación de los proyectos de investigación de la Agencia Estatal de Investigación no se ha reducido desde 2016, cuando se concedieron 320 millones de euros, y en la convocatoria de 2019 se concederán 362 millones de euros”.

La AEI explica que para los investigadores que consigan un proyecto en la convocatoria de 2019 y continúen hasta el 1 de junio de 2020 “ ya ha concedido prórrogas al 65 por ciento de los proyectos que terminan este año. Casi todas las prórrogas durarán más de seis meses (muchas pasan de 12 meses) y se financiarán con el 24 por ciento de los fondos que se entregaron para los proyectos que ahora acaban”.

Estos fondos, añaden, todavía no han sido invertidos por los investigadores, y por lo tanto, estos investigadores podrán seguir trabajando en sus proyectos”.

Desde Aseica, explican que se le propuso a la AEI medidas paliativas dirigidas a evitar los “efectos perniciosos” del calendario sobre los grupos de investigación españoles. Entre estas se encontraban la adopción del calendario de forma progresiva para evitar periodos tan grandes sin financiación de los grupos, la adopción de financiación puente para cubrir dichos periodos y otras varias. Pese a que esto fue una demanda general de las sociedades científicas, la AEI se ha negado a poner en marcha cualquiera de estas medidas. Según la opinión del Dr. Bustelo, “todo es imposible por parte de la AEI menos lo más obvio: cargar siempre sobre los hombros de los investigadores cualquier tipo de medida o recorte que se haga”.

Para el presidente de Aseica, Xosé Bustelo, la investigación contra el cáncer se puede ver afectada si no se mejora la financiación. “El reto que tenemos ante nosotros es pasar en la próxima década de las tasas de curación del 55 por ciento actuales a niveles que superen el 70 por ciento. Difícilmente será posible alcanzar esto con medidas como las que denunciamos en esta ocasión. Estas son una nueva nueva zancadilla a los investigadores y, desde luego, a la esperanza de los pacientes con cáncer”, indica el presidente de la asociación.


Aseica
Advierte del daño que puede causar la financiación actual en los e proyectos de investigación



AEI
Destaca que en 2016 se concedieron 320 millones y en la convocatoria de 2019 se concederán 362 millones