Premios BiC

El conflicto institucional y político por la falta de equipos de protección sanitaria ha explotado en la segunda tanda de debates de convalidación de Reales Decretos-ley en el Congreso de los Diputados. Todos los textos han sido aprobados, aunque las duras críticas a la gestión del Gobierno hacen mella en el mensaje de unidad, sobre todo en relación a la carestía de material de los profesionales sanitarios. Ni Gobierno y oposición creen que sea momento de hacer reproches, pero ambos han utilizado la falta de equipos como arma arrojadiza.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, criticó la falta de equipos en la tribuna del Congreso.

El PP cuestiona el mando único

Uno de los más duros con la “eficacia del mando único”, durante el debate de la prórroga del estado de alarma, fue Pablo Casado. “Usted dijo que estamos en guerra contra el virus, pero en las guerras los gobiernos no mandan a los soldados al frente sin casco, sin chaleco, sin munición… Y en esta guerra nuestros profesionales sanitarios están peleando sin mascarilla, sin equipos de protección y sin respiradores”, espetó el líder del PP.

Ni siquiera el anuncio del ministro de Sanidad de la compra de material a China por valor de 432 millones de euros ha servido para calmar los ánimos. El PP pide material de protección e intervención “de inmediato”, así como test masivos para analizar a la población, mientras que el material anunciado, recordó Casado, “llegará entre abril y junio” a los hospitales.

Por último, el líder popular exigió al Gobierno que responda “por qué ha vuelto a lanzar a los mercados internacionales a las autonomías sin ninguna coordinación ni ninguna cobertura en pagos de efectivo, tal y como exigen algunos proveedores”.

El Gobierno apunta a las comunidades autónomas

El presidente del Gobierno, por su parte, reclamó “tiempo, unidad y lealtad institucional” a la oposición. Aseguró que las dificultades en falta de equipos que atraviesa España las comparten otros países como Francia o Estados Unidos. Pero, pese a todo, se defendió de los ataques a la gestión de la crisis apuntando a las comunidades autónomas.

“¿Desde cuándo supieron las autoridades que había que hacer acopio de mascarillas, respiradores o batas? (…) Hasta el 13 de marzo, día en que el Gobierno declaró el estado de alarma, la capacidad de las consejerías de salud era plena. Podrían haberse provisto de todo cuanto necesitaran. ¿Cuándo empezamos a escuchar quejas respecto al ministerio de Sanidad? A partir del 14 de marzo, es decir, a partir de que se declara el estado de alarma. Ese día muchos vieron claro lo que antes no habían visto”, dijo Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez ha apelado a la responsabilidad autonómica ante la falta de equipos de protección.

Finalizado el debate, el Pleno del Congreso autorizó la prórroga del estado de alarma hasta las 00:00 horas del domingo 12 abril. La solicitud obtuvo 321 votos a favor, 0 en contra y 28 abstenciones. Además, se aprobó una resolución del PVN por la que el Gobierno dará cuenta semanalmente de la ejecución de las medidas y la valoración de su eficacia.

Decretos convalidados

Previamente se habían convalidado los reales decretos-ley de reforma del Estatuto de los Trabajadores, medidas en materia de agricultura y medidas económicas, sociales y sanitarias ante el Covid-19. Y también aquí el debate sobre la falta de equipos de protección fue punto de encuentro entre las críticas a la gestión del Gobierno y las propuestas de los grupos.

 “Hay muy pocos españoles que estemos entendiendo qué está pasando con las compras. Cada día el ministerio anuncia compras millonarias que no llegan a los hospitales. Algo está fallando”, denunció Sergio Sayas, portavoz del Grupo Mixto.

La oposición insiste en que se generalice la realización de test rápidos, que se dote mejor a las UCIs o que se utilicen todos los recursos disponibles, también en la sanidad privada, pero sobre todo piden que se palíe la falta de equipos de protección a los profesionales.

“Los sanitarios necesitan medios. Y no deberían ser héroes. Deberían ser profesionales con medios. Ni más, ni menos”, dijo Gabriel Rufián. Entre las medidas concretas propuestas por el Grupo republicano está poner “toda la industria esencial disponible al servicio de la fabricación de material sanitario y evitar tener que salir a un mercado hiperespeculativo e inflacionario”.

Responsabilidades futuras

El diputado socialista Rafael Simancas.

El mayor choque, sin embargo, volvió a tener lugar entre PP y PSOE.  “Cuando uno adopta la decisión de adoptar determinadas competencias, tiene que analizar si tiene capacidad de gestión”, expuso el popular Mario Garcés. En su opinión, tiempo habrá de analizar si el Ministerio de Sanidad “tenía la dimensión, la capacidad de gestión y los recursos suficientes para ejecutar esa medida”.

En su respuesta, el diputado socialista Rafael Simancas defendió que la potestad aprobada para que el Gobierno centralice compras no quiere decir que se haya limitado” la capacidad de las comunidades autónomas de adquirir material por su cuenta.

“El Gobierno está haciendo un esfuerzo extraordinario, mayúsculo, en un mercado tensionado. Está repartiendo millones de mascarillas, respiradores, test. Se entiende la exigencia, pero no la manipulación, ni que se diga que hay requisas y retenciones cuando no las hay. Y menos que venga desde Madrid. El ministro de Sanidad es mando único desde hace 10 días. Si la Comunidad de Madrid no tenía reservas para hacer frente a esta pandemia, ¿de quien es la culpa? ¿De quién lleva 10 días como mando único o desde quien lleva 20 años gestionando la Sanidad madrileña? No queremos hacer reproches, pero queremos lealtad”, aseguró Simancas.


También te puede interesar…