Los equipos de atención primaria (EAP) se encargarán directamente de la atención sanitaria de las personas mayores que residen en los centros residenciales de Cataluña, según ha anunciado el Govern. Esto se hará por fases: el 72,2 por ciento de los EAP lo harán en el primer semestre del próximo año y, el resto, en el segundo semestre de 2024.

Para ello, se contratarán 117 médicos y 130 enfermeras adicionales, con una inversión de 15 millones de euros, que reforzarán a los EAP que tienen más plazas residenciales asignadas. Los consellers de Salud, Manel Balcells, y de Derechos Sociales, Carles Campuzano, han explicado que este nuevo modelo de atención integrada social y sanitaria ya se estaba aplicando en algunas zonas de Cataluña y que ahora se extenderá a todo el territorio.

El Govern ha considerado que este es “un paso decisivo” para mejorar la calidad de vida de las personas mayores que viven en los centros residenciales. En Cataluña hay 1.042 centros residenciales para personas mayores, de los que 951 son residencias y 91 hogares-residencia, la mayoría de gestión privada y con plazas concertadas con la Generalitat, que suman 61.498 plazas.

De los 376 EAP existentes, 317 tienen al menos una residencia de personas mayores en su área de influencia, pero algunos tienen hasta quince o dieciséis, ha indicado Balcells, por lo que se hace necesario contratar más personal sanitario. Los 117 médicos y 130 enfermeras que se incorporarán se distribuirán entre los EAP que tienen un mayor número de plazas residenciales a su cargo.

El conseller de Salut ha afirmado que “el sistema sanitario no quiere ni puede prescindir de profesionales y, por eso, a los médicos que ahora trabajan en las residencias de mayores se les dará la opción de integrarse en los EAP”.

Asumir de forma progresiva

Balcells ha aclarado que esta integración se hará “caso a caso” porque “hay mucha diversidad en el territorio” y hay médicos que solo se ocupan de atender a los residentes y otros que son facultativos de la sanidad pública que complementan su actividad con esta atención por las tardes.

Según ha dicho el conseller Campuzano, en el último año el 92 por ciento de las personas que viven en una residencia en Cataluña han sido visitadas presencialmente por una enfermera de la Atención Primaria y el 65 por ciento ha recibido la visita de un médico de la sanidad pública.

“El objetivo es llegar al 100 por ciento de las personas que viven en las residencias”, a lo largo del próximo 2024, ha señalado.


También te puede interesar…