Premios Fundamed
J.P.R. | jueves, 16 de marzo de 2017 h |

En 2016 los colegios de médicos registraron 495 agresiones contra sus profesionales, lo que supone un incremento del 37,12 por ciento. Se trata de una cifra récord. Nunca se había alcanzado una cantidad similar de ataques físicos y verbales desde que la Organización Médica Colegial (OMC) puso en marcha en 2010 su observatorio para medir el número de agresiones.

Una de las causas del repunte podría ser una mayor concienciación del médico que comunica este tipo de situaciones en el momento en que se producen, según ha puesto de manifiesto el secretario general de la OMC, Juan Manuel Garrote.

El perfil del profesional agredido suele ser femenino. “Las mujeres siempre han sido más agredidas pero este año se ha disparado la diferencia”, ha señalado Garrote, quien ha añadido que el mayor número de ataques se producen en atención primaria por el mayor número de consultas.

El presidente de la OMC, Serafín Romero, ha destacado que una de las causas de las agresiones es la precariedad o la no sustitución “que ha mermado el principio de relación médico-paciente”.

Por su parte, el secretario general de Sanidad, Javier Castrodeza, ha destacado que los ministerios de Interior y Sanidad trabajan en la puesta a punto de un protocolo de actuación para dar una respuesta ágil a las agresiones.