El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP) ha recomendado la vacunación sistemática frente al meningococo B a partir de los 2 meses de edad con una pauta 2+1 -como recoge su calendario vacunal-, y para todos los niños y adolescentes como protección individual, aunque no se incluye en el calendario ni se recomienda su administración sistémica, como sí ocurre en los lactantes.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es tabla-bexsero-aep.jpg
Fuente: adaptación de la AEP de la ficha técnica de Bexsero

Existen dos vacunas autorizadas contra el meningococo B: Bexsero, recomendada a partir de los 2 meses, y Trumenba, para personas de 10 años o más. Respecto a la vacuna Bexsero, el número de dosis a administrar depende de la edad a la que se inicia la vacunación (ver tabla). Con Trumenba, la pauta es de 2 dosis con, al menos, 6 meses de intervalo entre ellas.

Inclusión en el calendario vacunal

En España, aún continúa el debate sobre la inclusión de la vacuna de la meningitis B en el calendario vacunal y su financiación e implantación gratuita. Y es que la vacunación no está financiada por el Sistema Nacional de Salud (SNS), salvo para algunas personas inmunodeprimidas, también para quienes hayan padecido una enfermedad meningocócica anteriormente y en caso de brotes.

Sin embargo, Canarias, Melilla y Castilla y León ya la ofertan en sus servicios de salud desde hace tiempo, pues decidieron implantar Bexsero de manera unilateral. Además, Andalucía ha incluido la vacunación frente a la meningitis B este año 2021. 

Más frecuente en niños y adolescentes

El meningococo B es el causante de infecciones poco frecuentes pero muy graves, como meningitis y sepsis (infección de la sangre), que pueden dejar secuelas importantes e incluso provocar la muerte en, aproximadamente, 1 de cada 10 casos, según la AEP. 

En los últimos años, la incidencia de la enfermedad meningocócica es baja en nuestro país, pero no se debe bajar la guardia. La Asociación destaca que, aunque esta bacteria puede infectar a personas de cualquier edad, los casos son más frecuentes en niños pequeños y en adolescentes. Y a pesar de que la infección por meningococo B se puede tratar con antibióticos, en ocasiones su avance es tan rápido que el tratamiento no resulta eficaz, por lo que la vacunación es la mejor prevención.

Reacciones adversas

La vacuna frente al meningococo B está contraindicada en aquellos que hayan sufrido una reacción alérgica grave con una dosis anterior o por un componente vacunal. Además, como ocurre con todos los medicamentos, la vacunación puede provocar reacciones adversas, aunque son de carácter leve.

Las reacciones más habituales son fiebre e irritabilidad en los lactantes. Además, se puede experimentar dolor y enrojecimiento en el lugar de la inyección, especialmente en los mayores.

“En los niños pequeños (menores de año y medio), para evitar en lo posible la fiebre puede separarse de las vacunas habituales inactivadas incluidas en el calendario infantil financiado, y en caso de presentarse fiebre, que suele ser de corta duración (24 horas), administrar paracetamol“, recomienda la AEP.


También te puede interesar…