Premios Fundamed
GM Madrid | martes, 29 de enero de 2019 h |

El Gobierno de Israel recientemente ha aprobado una ley para permitir las exportaciones de cannabis medicinal. Se trata de una medida que promete un impulso de los ingresos estatales y del sector agrícola, pero ha recibido críticas de algunos segmentos, temerosos de que pueda llevar al uso más recreativo de la droga.

El Proyecto de Ley, respaldado el mes pasado por el Parlamento israelí, habilita a las compañías aprobadas por el regulador sanitario del país y la policía a exportar cannabis medicinal a países que permiten su uso. Los medios israelíes apuntan que las exportaciones podrían comenzar en tan solo nueve meses.

“Me alegro de que esto finalmente esté sucediendo. Se abre un mercado muy grande en Israel. La tecnología está aquí y, hasta ahora, simplemente tuvimos que proporcionársela a otros países. Por lo tanto, me complace que podamos obtener los beneficios aquí en Israel”, ha comentado la ministra de Justicia, Ayelet Shaked.

Las compañías israelíes, que se benefician de un clima favorable y experiencia en tecnologías médicas y agrícolas, se encuentran entre los mayores productores mundiales de cannabis medicinal. El gobierno estima que las exportaciones podrían aumentar los ingresos fiscales en mil millones de shekels (238 millones de euros). Al mismo tiempo, el Proyecto de Ley impone severas regulaciones a los exportadores y amenaza con penas de cárcel y fuertes multas por infracciones.

El director general del Ministerio de Finanzas, Shai Babad, ha asegurado que la tecnología israelí en el cannabis medicinal mejora “significativamente” las vidas de millones de personas que lo utilizan como un remedio permanente. “Conducirá al desarrollo de la economía, la agricultura, la industria y la medicina en Israel”, ha asegurado.