Controlar la pandemia
M.P. Madrid | viernes, 29 de marzo de 2019 h |

El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad, Fundación IDIS, ha trazado un año más su radiografía del sector de la sanidad privada. Los datos sustentan, tal y como pusieron de manifiesto sus responsables durante la presentación del informe “Sanidad privada, aportando valor. Análisis de situación 2019”, que más allá del carácter complementario que han defendido siempre, la sanidad privada supone incluso una actividad “imprescindible” en el contexto actual.

El director general de IDIS, Manuel Vilches, remarcó este carácter esencial en cuatro áreas diferentes. Con respecto al gasto sanitario privado, recordó que representa un peso elevado en el sector productivo nacional, 29.000 millones de euros, con una tasa de crecimiento anual del 2,5 por ciento durante la última década. En relación a los conciertos, también destacó que contribuyen a la sostenibilidad del SNS, con un 11,2 por ciento del gasto público, al igual que sucede con los seguros de salud.

Asimismo, explicó que la cifra de asegurados ha crecido en 418.000 personas en el último año y a día de hoy asciende a 8,5 millones con doble aseguramiento. Además, el sector cuenta con 1,8 millones de mutualistas (Muface, Isfas y Mugeju). De hecho, el 84 por ciento de mutualistas, eligen aseguramiento y provisión privada. La cifra total de asegurados asciende, por tanto, a 10,3 millones de personas.

En este sentido, recordó que el sector asegurador supone un ahorro para la sanidad pública de entre 546 y 1.224 euros por persona, dependiendo de que hagan un uso mixto o exclusivo de la sanidad privada quienes tienen este doble aseguramiento. “El ahorro total generado al Sistema Nacional de Salud se sitúa en un rango que va desde los 4.643 millones a los 10.409 millones de euros. Todo ello, sin tener en cuenta la importancia de la actividad generada por el sector sanitario privado en términos de cirugías, hospitalizaciones, altas, urgencias, consultas, pruebas diagnósticas, etc., que descargan de forma muy notable al sistema sanitario de titularidad pública y, sin cuya concurrencia, la sanidad pública podría entrar en serias dificultades de sostenibilidad y solvencia”, indicó Manuel Vilches.

El estudio refleja también que la actividad asumida por la sanidad privada en relación a la actividad sanitaria global es creciente y cada vez más relevante. En 2016, los hospitales privados llevaron a cabo el 30,9 por ciento de las intervenciones quirúrgicas, registraron el 23,7 por ciento de las altas y llevaron a cabo el 24,1 por ciento de las urgencias sanitarias.

Con respecto a la satisfacción del paciente, 9 de cada 10 personas que utilizan los servicios de la sanidad privada la recomendarían y hasta un 94 por ciento refieren plena satisfacción de sus expectativas en relación con los momentos mé-dicos en cuanto a su experiencia de paciente.

En total, el sector privado dispone de 460 centros, que representan el 58 por ciento del total de los hospitales y un 32 por ciento de las camas del sistema sanitario que, según destaca el informe, contribuyen a mejorar la accesibilidad de la población a la atención sanitaria.

Entre los datos que dan forma a la fotografía actual del sector privado, destacan también los relativos a su apuesta por la investigación. Según recoge el informe Best de Excelencia en Investigación Clínica de Medicamentos en España, que ultima la patronal de la industria innovadora, Farmaindustria, los centros privados participan en 1.424 ensayos clínicos y su peso destaca en áreas de especial complejidad como oncología, cardiología, respiratorio y neurociencias.

El informe también pone en valor la apuesta por el equipamiento tecnológico de los centros privados, que cuentan con el 56 por ciento de las resonancias magnéticas, el 47 por ciento de los PET y el 36 por ciento de los TAC existentes en nuestro país.

Desde IDIS se insiste en la contribución de la sanidad privada para lograr una atención sanitaria equitativa, accesible, cohesionada y de calidad. Su presidente, Luis Mayero, hizo hincapié en que solo apostando por la innovación asentada en resultados, excelencia asistencial, calidad y seguridad se puede alcanzar el objetivo de ser un ‘partner’ elegido por gran parte de la población para el cuidado de su salud.

Por su parte, Adolfo Fernández-Valmayor, secretario general de la fundación, subrayó que los datos que aparecen en este informe configuran “la realidad de un sector pujante innovador que es referente dentro y fuera de España, que persigue la excelencia y tiene al paciente y al profesional como eje fundamental de sus actuaciones”.


Cada doble asegurado supone un ahorro para la sanidad pública de entre 546 y 1.224 euros por persona



Los hospitales privados llevaron acabo el 30,9 por ciento de las intervenciones quirúrgicas