La hoja de ruta de la nueva responsable de la sanidad andaluza, Catalina García, comienza a esclarecerse. El Parlamento regional ha acogido la primera intervención en sede parlamentaria de la consejera de Salud y Consumo en la que ha avanzado algunos de los puntos estratégicos sobre los que pivotará su mandato, si bien se ha citado con la Comisión correspondiente la semana próxima para desglosar en profundidad sus líneas generales. Con la humanización por bandera, García ha reparado así en el abordaje de la situación de la atención primaria, el cáncer y la salud mental como prioridades para la recién iniciada legislatura en clave sanitaria.

La consejera se ha detenido así en la necesidad de “avanzar hacia un sistema centrado en las personas, profesionales pacientes y familiares, en un modelo de atención personalizada en base a las necesidades y expectativas de los andaluces”. Así, ha incidido en que “humanizar la salud constituye un compromiso ético”, por lo que se aplicarán las medidas recogidas en el Plan de Humanización del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

García ha afirmado, además, que se abordarán los problemas que aún persisten en el primer nivel asistencial porque, “aunque hemos reducido el tiempo de espera para una cita médica de seis a tres días, no vamos a parar hasta conseguir el objetivo de las 48 horas de media para ser atendidos por un especialista”.

“No vamos a parar hasta conseguir el objetivo de las 48 horas de media para ser atendidos por un especialista”

Catalina García, consejera de Salud y Consumo de Andalucía

En este sentido, la titular de Salud y Consumo ha explicado que la atención primaria se ha incrementado de forma “sustancial” en estos últimos años, con un 14 por ciento más de consultas médicas que en 2019 y un 43 por ciento más de consultas de enfermería. A este fuerte incremento en la demanda, la Consejería ha respondido con “contrataciones, 410 médicos de familia más, y recursos, 212 millones a través del Plan Estratégico, pero la atención también ha sido posible gracias al esfuerzo tan importante que han realizado los profesionales”, ha detallado.

Cáncer y salud mental, en agenda

Por otra parte, la titular de Salud y Consumo se ha detenido durante su intervención en el Parlamento de Andalucía en el programa de prevención del cáncer. Así, ha asegurado que se van a “optimizar los cribados de colon y pulmón y se va a garantizar la asistencia multidisciplinar en red de los pacientes con cáncer infantil”. “También se va a aumentar la franja de edad para el cribado de cáncer de mama a mujeres de entre 40 a 75 años —ahora se realiza de 50 a 69 años— y se va a implantar el cribado de cáncer de cérvix para todas las mujeres de 25 a 65 años”, ha añadido.

Catalina García se ha referido, igualmente, a la salud mental, una de las prioridades de esta legislatura, que contará “con más y mejores servicios psicológicos y el aumento de plazas para enfermos mentales”. En concreto, ha concretado la consejera, “nuestro objetivo es alcanzar la cifra de 300 profesionales en salud mental, potenciando su figura en el ámbito de la atención primaria; así como aumentar las plazas de atención en los casos adolescentes que presentan trastornos mentales graves y precisan ingresos y tratamientos de mayor duración”.

La sanidad que ‘lega’ Aguirre

La ahora responsable de la cartera sanitaria ha recordado la labor su antecesor y ahora presidente del Parlamento regional, Jesús Aguirre. “Junto a él iniciamos una reforma de la sanidad andaluza sin precedentes que en esta legislatura queremos seguir impulsando”, ha señalado. En este punto ha recordado que durante los cuatro años se logró incrementar en 2.000 millones de euros el presupuesto de sanidad, pasando del 6,8 por ciento del PIB en 2018 hasta el 7,4 en 2021. García ha añadido, además, que se habría alcanzado incluso el 7,7 por ciento del PIB de no haberse bloqueado los presupuestos andaluces para 2022.

Entre otros logros, la consejera ha subrayado que hoy se cuenta con 30.000 profesionales más que en 2018 y se ha estabilizado a cerca del 70 por ciento de la plantilla. A este respecto, se ha comprometido a seguir “aumentando y mejorando las condiciones laborales de nuestros profesionales, continuando el desarrollo de la carrera profesional de los trabajadores del SAS, acordado con los sindicatos, y avanzando en la mejora de retribuciones y menor precariedad”.

“Creemos que necesitamos muchísimo más y por eso vamos a seguir trabajando para tener un sistema público de excelencia”, ha concluido García.


También te puede interesar…