“Hay que aprovechar los contactos con la sanidad para informar y captar a las personas de riesgo para la vacunación”

GM entrevista en exclusiva a Jorge del Diego, Director General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Junta de Andalucía

296

Jorge del Diego Salas lleva al frente de la parcela de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica algo más de seis meses tras su nombramiento por la Consejería de Salud y Consumo de Andalucía, encabezada por Catalina García. Del Diego es licenciado en Medicina y Cirugía, doctor por la Universidad de Málaga, además de especialista en medicina preventiva y salud pública. Como parte de su trayectoria profesional destacan responsabilidades de relevancia, como subdirector general de Promoción de la Salud y Prevención y consejero técnico en el gabinete de la Secretaría de Estado de Sanidad, ambos en el Ministerio de Sanidad. El DG de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica atiende a Gaceta Médica para tratar temas de las dos áreas de las que es responsable.

Pregunta. ¿Cuáles son las principales preocupaciones de Andalucía en materia de salud pública y qué acciones contemplan de cara a 2023?

Respuesta. En Salud Pública la principal preocupación siempre es tener ciudadanos más saludables para poder lograr que tengan una vida larga, activa y productiva, sobre todo ante el escenario de cambio demográfico al que nos enfrentamos debido al envejecimiento de la población. Por ello, nuestro camino lo marca el objetivo de desarrollo sostenible número 3 de Salud: “Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades”. Para reducir las enfermedades no transmisibles y la carga de enfermedad, es fundamental sumar cooperación y ciudadanía, con coordinación intersectorial y participación política. Tenemos que dirigir la mirada más allá del sector salud y apostar por un enfoque de salud en todas las políticas, y una perspectiva poblacional. En Andalucía, se trabaja en crear un marco normativo y una planificación estratégica orientados, entre otros, a garantizar una oferta alimentaria saludable y sostenible, promover la salud comunitaria en el ámbito de la Atención Primaria, mejorar los cribados oncológicos, potenciar el uso de vacunas etc. También, como no puede ser de otra manera, la mejora de la vigilancia en salud pública es un reto imprescindible.

P. Una de las grandes ‘armas’ son las vacunas. ¿Cómo pueden mejorarse las coberturas de vacunación en la población adulta sana y con patologías de riesgo, además del sistema de vigilancia epidemiológica?

R. Por enlazarlo con la respuesta anterior, partiremos de la aprobación de la Estrategia de Vigilancia y Respuesta en Salud Pública de Andalucía en la que se definen líneas y objetivos que permitan avanzar hacia un modelo organizativo que proteja y respalde el desarrollo competencial de la Red de Vigilancia, así como de los sistemas de vigilancia en su conjunto. Debemos consolidar el modelo organizativo del Sistema de Vigilancia en Salud y fortalecer la gestión de alertas en salud pública, potenciando muy mucho la investigación y los Sistemas de Información para alcanzar un análisis integral de la salud que tenga en cuenta enfermedades transmisibles, eventos no transmisibles y de los determinantes sociales y ambientales y salud laboral. Este año 2023 pretendemos que nuestro nuevo programa integral de Vigilancia en Salud Pública, Argos, se encuentre en funcionamiento para toda la red. En cuanto a las coberturas vacunales, seguiremos con dos pilares que creemos que son fundamentales: la correcta información a la ciudadanía y la optimización de la formación de los profesionales sanitarios a través de la plataforma Andavac. En la página web de hecho hay una zona dedicada específicamente a las vacunaciones en personas de grupos de riesgo. Así como la captación oportunista y la captación activa. Hay que aprovechar los contactos con la sanidad para informar y para captar a las personas de riesgo para la vacunación. Afortunadamente, Andalucía parte de un trabajo muy sólido que hemos hecho en los últimos años, alcanzando cobertura muy elevada en vacunación antineumocócica, del 66% en la franja etaria entre 60 y 71 años. Este 2023, se alargará esta franja, pasando a 60 a 72 años. Y se cambiará la vacuna 13-valente por la 20-valente. 

“Este 2023 pretendemos que nuestro nuevo programa integral de Vigilancia en Salud Pública, Argos, se encuentre en funcionamiento para toda la red”

P. Hablaba antes Andavac, un portal desarrollado por la Consejería de Salud y Consumo. ¿Cuán de importante ha sido su recorrido y qué avances ha tenido en los últimos tiempos?

R. Es un proyecto cuyo principal objetivo es que la población residente en Andalucía esté bien informada sobre las vacunas que les recomendamos recibir, y que el mayor número posible de profesionales sanitarios de Andalucía, tanto de la sanidad pública como privada, esté bien formados en vacunas. Y todo ello basado en la mayor evidencia científica posible. La página web es el eje vertebral de todo el proyecto. Es una web abierta a todo el público, con secciones para ciudadanía y secciones para profesionales. Ya se han formado más de 25.000 profesionales sanitarios con los cursos de formación. Más de 15 cursos en 3 años. Para este año hay previstos 5 cursos (básico para profesionales, básico para residentes, vacunación en viajeros, grupos de riesgo, prevención del cáncer de cérvix). Los cursos cuentan con 90 tutores, profesionales sanitarios de Andalucía. Todas las novedades en vacunaciones en Andalucía están publicadas en la web y se viralizan por redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram).

P. En su opinión, ¿sigue siendo importante mantener una política de vacunas COVID-19 que apueste por la diversificación o, por contra, debería acometer una política más restrictiva?

R. Hay que diversificar, y nos parece muy interesante también el hecho de que existan vacunas de proteínas disponibles en el mercado, sobre las que se tiene una experiencia previa amplia. Además, la competitividad entre proveedores, también a nivel de precios, es algo positivo para las administraciones sanitarias y, por ende, para la población.

“La vacunación frente al herpes zóster se irá ampliando a más grupos de riesgo con el objetivo de alcanzar, una vez consolidadas las actuales coberturas, a todos los grupos etarios recomendados”

P. Recientemente se ha actualizado el calendario de vacunación para 2023. ¿Cuál es la hoja de ruta de los programas de vacunación frente a VPH en varones y frente al herpes zóster en adultos mayores de 65?

R. Desde el 1 de enero de 2023, Andalucía ya vacuna frente a papilomavirus a los varones, concretamente a los que nacieron durante 2011 (cumplen 12 años durante 2023). En Andalucía, hay 47.015 chicos nacidos en 2011 que se beneficiarán de esta medida en 2023. En 2024, vacunaremos a los nacidos en 2012, y así sucesivamente. En cuanto a la vacunación frente a herpes zóster, abordamos una política sólida de vacunación a grupos de riesgo, en concreto a las personas con trasplante de progenitores hematopoyéticos, donde ya hemos alcanzado una cobertura del 90 por ciento. Ahora ya hemos abierto los nuevos grupos de vacunación, que son los trasplantados de órgano sólido y los que se encuentran en tratamiento con anti-JAK. Como digo, desde el 9 de febrero, ya se pueden vacunar las personas de los dos nuevos grupos: con trasplante de órgano sólido o en espera de este, y personas en tratamiento con fármacos anti-JAK. Esta vacunación se irá ampliando a más grupos de riesgo con el objetivo de alcanzar, una vez consolidadas las actuales coberturas, a todos los grupos etarios recomendados. Los siguientes grupos que se irán introduciendo de forma progresiva y son los pacientes con procesos oncohematológicos malignos (como leucemias y linfomas), personas con cáncer en tratamiento con quimioterapia, y las personas con infección VIH. Más adelante, a partir de 2024, se comenzará a vacunar por cohortes de edad. Creemos prioritario centrarnos en la vacunación con altas coberturas de las personas con factores de riesgo importantes para padecer herpes zóster.

P. Las resistencias antibióticas son observadas de cerca como la ‘nueva pandemia’. ¿Cuál es la acción del Gobierno regional en este ámbito?

R. La Consejería de Salud y Consumo y la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía han venido trabajando de forma unilateral con el Plan Nacional de Resistencias (PRAN) durante los últimos años, implantando medidas en sus respectivos ámbitos de actuación. A pesar de las acciones realizadas, la resistencia a los antimicrobianos (RAM) sigue siendo un problema creciente y es imprescindible mejorar nuestra respuesta global ante este problema de Salud Pública. Con el planteamiento de poner en marcha medidas más eficaces para luchar frente a la RAM, se está trabajando en distintas actuaciones coordinadas que reduzcan el riesgo de la selección y diseminación de la RAM, para preservar y mejorar la salud de la población andaluza, con una visión innovadora, integradora y multisectorial.

“Cuando el nuevo decreto vea la luz, los fármacos pasarán de evaluarse hospital por hospital a una evaluación centralizada para acortar tiempos y asegurar la homogeneidad”

P. ¿Cómo puede mejorarse el acceso a medicamentos innovadores? ¿En qué consiste el Decreto que se está desarrollando desde la Consejería de Salud y Consumo en este punto? ¿Ayudará a acortar los tiempos?

R. La inversión en nuevas terapias no es un gasto, es una inversión en salud, la administración debe favorecer el acceso de los pacientes a las nuevas terapias y la innovación. Por este motivo, aunque el proceso para facilitar el acceso a estos medicamentos en las comunidades autónomas no está regulado, en Andalucía estamos trabajando en un decreto para centralizar el procedimiento de acceso a los fármacos ya que, al ser la región más grande de España, tenemos que velar por evitar que se den inequidades en el acceso a estas terapias. Cuando el nuevo decreto vea la luz, los fármacos pasarán de evaluarse hospital por hospital a una evaluación centralizada para todo el territorio con el objetivo, sobre todo, de acortar los tiempos y asegurar la homogeneidad.


También te puede interesar…