Premios BiC

El Ministerio de Hacienda ya ha ingresado en las cuentas de las comunidades autónomas 13.000 millones de euros. En concreto, se han abonado 6.000 millones de euros correspondientes al primer tramo del Fondo COVID-19, dotado con un total de 16.000 millones de euros para financiar el impacto de la pandemia y compensar la reducción de los ingresos autonómicos por la menor actividad económica. Además, también se ha ordenado el pago de otros 7.073 millones correspondientes a la liquidación del sistema de financiación autonómico del ejercicio 2018. Así, las CC.AA han recibido un total de 13.073 millones de euros.

Esto muestra el “compromiso del Gobierno con la financiación de las administraciones territoriales” para garantizar que cuentan con los recursos necesarios para prestar servicios públicos de calidad a los ciudadanos durante la actual emergencia sanitaria.

Cantidad abonada a cada comunidad

Con respecto a la transferencia de 6.000 millones del Fondo COVID-19, se trata del primer tramo de dicho fondo no reembolsable que tiene en cuenta el impacto del virus en las comunidades. En concreto, en esta primera distribución computan los ingresos UCI (30 por ciento); los pacientes hospitalizados (25 por ciento); las PCR totales realizadas (10 por ciento), así como la población protegida equivalente (35 por ciento). Las variables sanitarias son las registradas hasta el 30 de abril.

Por otra parte, las comunidades han recibido hoy también el pago principal de la liquidación del sistema de financiación de 2018, que suma 10.730 millones de euros. Ante la crisis derivada de la pandemia, el departamento que dirige María Jesús Montero permitió que las CC.AA pudieran solicitar el anticipo del 50 por ciento de este importe. Una medida que permitió a las comunidades ingresar 3.657 millones en abril. Y, en el día de hoy, se ha efectuado el pago de los 7.073 millones restantes.

Tabla elaborada por el Ministerio de Hacienda

El fondo no reembolsable, la mayor transferencia de recursos a las CC.AA

El Fondo COVID-19 supone la mayor transferencia de recursos del Gobierno central a las CC.AA al margen del sistema de financiación. Este fondo no reembolsable (las comunidades no tienen que devolver y no genera más deuda ni intereses a las regiones) está formado por cuatro tramos que tienen en cuenta las necesidades de financiación en materia de sanidad, educación y de merma de ingresos. El primer tramo ya abonado se ha distribuido siguiendo criterios representativos del gasto sanitario y suman más de la mitad del fondo con 9.000 millones. El segundo tramo alcanzará los 3.000 millones y se abonará en noviembre. El tercero está asociado a la educación con 2.000 millones de euros, que se transferirá en septiembre, mes en el que comienza el curso escolar. Y, por último, el cuarto tramo del fondo está dotado con 5.000 millones de euros y se repartirá en diciembre a las CC.AA de régimen común para compensar los menores ingresos por la reducción de la actividad económica.

Así, el Gobierno da un paso más en su estrategia de “no dejar a nadie atrás”, incluidas las administraciones territoriales. El Fondo COVID-19 se suma a otros recursos ya aprobados por el Gobierno para financiar a las administraciones autonómicas. En concreto, las comunidades recibirán este año del sistema de financiación la cifra récord de 115.887 millones, un 7,3 por ciento más que en 2019, lo que supone 7.907 millones más.


También te puede interesar…