Galicia insiste en la necesidad de aumentar unidades docentes como respuesta al déficit de médicos de AP

Julio García Comesaña lamenta que no se haya dejado ampliar más la oferta a la región, que aporta 65 de las 89 nuevas plazas ofertadas de Medicina de Familia

203

El consejero Sanidad de Galicia, Julio García Comesaña, ha hecho hincapié en que el principal problema de sanidad ahora mismo es el déficit de médicos de atención primaria, e insiste en que “es necesario aumentar las unidades docentes para aumentar la formación de médicos residentes”. Así lo ha lamentado el titular del departamento, quien ha señalado que no se permite a la comunidad ampliar más la oferta de plazas docentes en Medicina Familiar y Comunitaria.

A este respecto, ha vuelto ha manifestar su disconformidad con la actuación del Gobierno central en respuesta a la solicitud que contempla, en la orden reguladora de la próxima convocatoria de plazas MIR, la posibilidad de aumentar las plazas convocadas en caso de acreditarse más.

“Volvemos a insistir desde Galicia en que se revise la nota de corte -y se baje más si es necesario- para evitar vacantes, como ya ha pasado, y como ya hemos advertido al ministerio”, ha explicado el titular de Sanidad gallego, que destacó el trabajo de Galicia, que ofrece el 8,4 por ciento de las plazas de Medicina Familiar Comunitaria.

“Hay que revisar la nota de corte para evitar vacantes, como ya ha pasado, y como ya hemos advertido al ministerio”

Julio García Comesaña, consejero de Sanidad de Galicia

García Comesaña recuerda que, de las 89 plazas nuevas, 65 son de Galicia, cuestión que fue posible “gracias al esfuerzo que hicimos porque vimos cierta apertura en los criterios de acreditación, esfuerzo que parece no ser suficiente”, lamenta el concejal, que apuesta por seguir avanzando, aumentando las plazas y adaptándolas a las necesidades que tenemos y tendremos en el futuro”.

En este sentido, también critica que “la orden de convocatoria de las vacantes del MIR no se utiliza para introducir mecanismos y novedades para corregir cuestiones importantes como las dimisiones o los barajes, por ejemplo, adelantar los exámenes”, ha declarado. El responsable aboga así por que el avance en la acreditación cristalice en poco tiempo, (uno o dos meses) lo que “permitiría aumentar el número de plazas y que el aumento aparezca en la orden”.


También te puede interesar…