Premios BiC

La inmunidad de la población española apenas ha experimentado un leve incremento en la segunda ronda del estudio de seroprevalencia, ENE-Covid-19, impulsado por el Ministerio de Sanidad. Si bien la primera oleada del estudio revelaba que solo el 5 por ciento de la población tenía anticuerpos, en esta nueva fase, realizada entre el 18 de mayo y el 1 de junio, la tasa ha aumentando casi imperceptiblemente: 5,21 por ciento.

De este modo, más del 5 por ciento de la población española ha desarrollado inmunidad frente al virus que provoca la Covid-19, una tasa ligeramente inferior en hombres (5,01 por ciento) que en mujeres (5,40 por ciento). En relación con la edad, la presencia del anticuerpo IgG (inmunoglobulina G) es menor en bebés, niños y jóvenes y existen moderadas diferencias entre el resto de grupos poblacionales de más edad.

Aunque la media nacional es de un 5,21 por ciento, el estudio arroja una marcada variabilidad geográfica, también muy similar a la observada en la primera ronda, con prevalencias iguales o próximas al 10 por ciento tanto en Madrid como en las provincias situadas en su entorno. En relación al tamaño de los municipios, existe un leve incremento de esta tasa de inmunidad respecto a la primera oleada en las grandes ciudades (más de 100.000 habitantes) que han pasado de un 6,4 por ciento a un 6,8 por ciento.

El 80 por ciento de positivos tienen anticuerpos

El 80,5 por ciento de los participantes en el estudio que declaran haber dado positivo por coronavirus en un diagnóstico por PCR hace más de dos semanas presentan anticuerpos IgG. En los casos sospechosos, la prevalencia de este anticuerpo aumenta con el número de síntomas y es particularmente alta en las personas que han sufrido pérdida de olfato (40 por ciento).

En el caso de los participantes asintomáticos, a un 2,8 por ciento se les detectó anticuerpos IgG. Existe un 0,8 por ciento de participantes que siendo negativos en anticuerpos en la primera ronda han seroconvertido en esta segunda, es decir, se les ha detectado la presencia de IgG de la que antes carecían.

Destacan los casos de Ávila, Valladolid y Palencia, con valores cercanos al 2 por ciento, y los de Madrid, Soria y Segovia con un 1,5 por ciento. El mapa de posibles casos con síntomas de Covid-19 en las últimas dos semanas muestra, en general, prevalencias inferiores a las de la primera ronda. Solo las provincias de Santa Cruz de Tenerife, Granada, Madrid, Toledo y Las Palmas están en torno al 1 por ciento. Los posibles casos con síntomas de Covid-19 se refiere a personas con tres o más síntomas o con pérdida súbita de olfato.

Mayor número de participantes

Este estudio de seroprevalencia español es uno de los estudios de estas características a nivel mundial con mayor representación muestral. Su objetivo es estimar la prevalencia en España de la infección por SARS-Cov2 mediante el estudio de la presencia de anticuerpos frente a este virus, causante de la enfermedad.

En esta segundas ronda del estudio ENE-Covid-19 han participado 63.564 personas, una cifra superior a la de la primera oleada en la que colaboraron 60.983. Además, ha existido una alta adherencia ya que el 95 por ciento de los participantes en la primera oleada han aceptado participar en la segunda.

La tasa de participación entre los individuos elegibles también ha mejorado a la de la primera ronda con un 66,5 por ciento frente al 63,7 por ciento del periodo anterior. Si se considera solo a las personas que han podido ser contactadas, la cifra de participación alcanza el 76,1 por ciento, dos puntos más que en la ronda anterior.


También te puede interesar…