Premios BiC

El Ministerio de Sanidad ultima las medidas para evitar la importación y propagación del nuevo virus

Los análisis realizados este viernes en nuestro país a dos personas por posible contagio de coronavirus han dado negativo. El Ministerio de Sanidad informaba esta mañana de estos posibles casos registrados en ciudadanos que habían llegado hasta España procedentes de Wuhan. La ciudad china es el centro de atención internacional ante la propagación de este nuevo tipo de coronavirus, que ha producido ya cerca de una veintena de fallecidos en el país.

La alerta saltó a nivel internacional el pasado 10 de enero, cuando la OMS publicó una serie de recomendaciones para que los países puedan estar preparados para actuar frente a este nuevo virus. En nuestro país, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, lanzaba un mensaje de tranquilidad a principios de semana. Llegado el caso, subrayó, “estamos preparados para actuar”. Illa confirmó que el país tiene recursos para actuar ante cualquier eventualidad que se produzca”, señaló Illa durante la celebración del 120 aniversario de la sanidad exterior y entrega las condecoraciones de la Orden Civil de Sanidad. “Desde Sanidad estamos realizando un seguimiento continuo de la situación del coronavirus como se hace comúnmente en este tipo de situaciones y estamos además actualizando permanente la situación disponible”, indicó.

En estos momentos, el ministerio ultima un protocolo de actuación que está siendo revisado por la ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta. Un encuentro al que están convocados responsables del Ministerio de Sanidad y técnicos de las comunidades autónomas. En esta reunión se está revisando la situación, la actualización epidemiológica, así como la capacidad de diagnóstico y actuaciones de respuesta.

Esta semana, Salvador Illa también estuvo presente en la reunión de seguimiento en la que se decidió que, con independencia de la decisión del comité de emergencia de la OMS, se consensuará con las comunidades autónomas el protocolo de actuación para estar preparados ante cualquier eventualidad.

En cuanto a la evaluación del riesgo para el país, los informes de situación que elabora Sanidad remarcan que España no dispone de aeropuertos con vuelos con conexión directa a Wuhan y esta ciudad no es un destino turístico frecuente, aunque se prevé en las próximas semanas un incremento de viajeros hacia y procedentes de China por las festividades del Año Nuevo Chino. “El mercado afectado inicialmente era mayorista, por lo que no se prevé que pueda haber sido visitado por extranjeros, además este mercado ha sido clausurado como parte de las actividades de control del brote”. Por último, teniendo en cuenta los controles realizados por las autoridades sanitarias chinas, el riesgo de introducción en nuestro país en este momento se considera “muy bajo”. El impacto para la salud pública, en caso de detectar un caso importado en nuestro país se considera muy bajo dado que, la transmisión persona a persona del virus, parece que es limitada y se asocia a un contacto estrecho.

Las personas sospechosas llegaron hasta nuestro país procedentes de la localidad china afectada

En la práctica clínica

Del mismo modo, las sociedades científicas han llamado a la calma. Como explica el coordinador del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas y Sepsis de Semicyuc, Emilio Díaz, “los Servicios de Medicina Intensiva de España, desde la aparición de la pandemia por el virus de la Gripe A (H1N1)pdm, y más adelante ante posibles casos de SARS -CoV o MERS-CoV, se prepararon a conciencia y elaboraron planes para afrontar eventuales casos”.

Illa: “Estamos realizando un seguimiento continuo de la situación como se hace en este tipo de situaciones”

Así, los protocolos de actuación en las UCI no necesitan ser modificados. Ante la sospecha de casos de una infección, se ubicaría a los pacientes según su gravedad y se llevaría a cabo un tratamiento sintomático y de soporte, con ingreso en UCI si fuera preciso. Es importante, advierte este experto, que el personal sanitario cumpla estrictamente las recomendaciones dictadas por los protocolos para evitar casos de contagio secundario, como ha ocurrido en China.

Desde esta sociedad explican que el hecho de que se haya extendido más allá de China, incluyendo Japón, Tailandia, Corea del Sur, Estados Unidos y Taiwán, ha llevado a algunos aeropuertos a poner en marcha medidas preventivas.

De momento, varias ciudades asiáticas han sido declaradas en cuarentena, sin opciones de entrar y salir de las mismas.