Premios BiC
C.M. LÓPEZ Madrid | viernes, 18 de enero de 2019 h |

Tras un año de intenso trabajo, la Comisión de Sanidad del Senado ha culminado las sesiones de la Ponencia de Estudio sobre Genómica. Aunque la previsión era abordar el debate del borrador de conclusiones en dos sesiones, tan solo ha bastado hora y media de la primera sesión para llegar a un consenso.

Lo explica el impulsor de esta iniciativa, el portavoz socialista en la Comisión, José Martínez Olmos, que junto con su homólogo popular, Antonio Alarcó, han elaborado el borrador que ha sido aprobado.

A lo largo de este último año, expertos de diversa índole —sociedades científicas, pacientes, industria farmacéutica, y juristas— han pasado por el atril de la Cámara Alta. “Han estado todos los que debían estar”, acota Martínez Olmos.

El senador comenta que el planteamiento final se debe materializar en la Estrategia Nacional de Medicina de Precisón, ya que “si España aplica estos principios puede hacer que la sanidad se ponga a la vanguardia mundial”. A su juicio, está claro que una de las grandes esperanzas que hay en materia de salud tiene su base en la genómica. “Además, esta estrategia abre un espacio para ser también muy eficaz en la medicina preventiva”, indica.

“Nuestro planteamiento se basa en que España tiene que desarrollar una estrategia a diez años con planes y objetivos para corto y largo plazo”, continua Martínez Olmos. La clave es la financiación específica. “También planteamos que con una dotación de recursos se cree una red de unidades de referencia que cuente con financiación con el Fondo de Cohesión”.

Martínez Olmos insiste en la formación de profesionales, tanto universitarios como la formación continuada de sociedades científicas. Dentro de este objetivo, tal y como han venido reclamando los expertos de la Ponencia, esta estrategia contempla además, la inclusión de nuevos perfiles profesionales como medicina genética, bioinformáticos y otros profesionales que tienen que estar incorporados en esta tarea. “Estamos muy contentos de haber sido capaces de cerrar esta Ponencia por unanimidad que en estos tiempos hay que poner en valor”.

¿Y ahora qué?

Esta documento se enviará al Pleno del Senado para su debate. Martínez Olmos espera que pueda entrar en febrero. Tras su aprobación se enviará al ministerio y las comunidades autónomas y a partir de ahí hacer un seguimiento. “Una de las cosas que pedimos es que exista un informe anual de evaluación de resultados, y que el informe se pase al pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud”.