Sumar Megimundua ha presentado su programa electoral pocas horas antes de comenzar la campaña electoral, que tendrá lugar durante 15 días, hasta la celebración de las elecciones vascas del 21-A. En materia de sanidad, Sumar tiene varios objetivos clave, entre los que se cuenta reforzar la Atención Primaria como eje vertebrador del sistema de Salud y parar el desmantelamiento de Osakidetza que las políticas de PNV y Partido Socialista están llevando a cabo, externalizando cada vez más servicios hacia la sanidad privada.

Para lograr uno de sus objetivos (el refuerzo de la Atención Primaria) la formación, con Alba García como candidata a Lehendakari, anuncia que fortalecerá las plantillas, incentivando la contratación y fomentando buenas condiciones laborales, para que los médicos no se vayan de Euskadi, haciendo especial énfasis en las zonas rurales.

Por otra parte, ante el problema de las listas de espera, en Euskadi hay más de 23.000 pacientes en ellas, desde Sumar aseguran que destinarán los recursos necesarios para reducir las listas de espera en un 25 por ciento para cirugías y en un 50 por ciento para pruebas diagnósticas y consultas de especialistas, en su primer año de legislatura. En la actualidad el tiempo medio de espera para un proceso quirúrgico es de dos meses y para una prueba diagnóstica hay que esperar 36 días. Además, “se están cerrando PAC (Puntos de Atención Continuada) y centros de urgencias que nunca más vuelven a abrirse”, alertan.

Para continuar reforzando la Atención Primaria, Sumar propone aumentar la cartera de servicios de Osakidetza, reconociendo derechos sanitarios en especialidades hasta ahora menos principales, como la salud bucodental, la ginecología, la oftalmología o la salud mental.

Salud mental, Plan Integral

En este ámbito de hecho, Sumar, anuncia un Plan Integral para proteger la salud mental, ya que las bajas por esta causa se han duplicado en los últimos seis años, rozando las 44.000. Por ello, este Plan Integral incorporará medidas específicas para mujeres y jóvenes con especial énfasis en prevención del suicidio, trastornos de conducta alimentaria y ludopatía. La puesta en marcha de este plan conllevará el aumento de profesionales en psicología clínica, hasta llegar a un mínimo de 18 profesionales por 100 mil habitantes, la media europea; disminuir las listas de espera en esta especialidad e incorporar psicólogos en el sistema educativo. Además de implementar programas específicos orientados a la prevención y promoción de la salud mental en los Centros de Atención Primaria.

Determinantes sociales de salud

Para Sumar, la salud de las personas no depende únicamente de un buen sistema público de salud, sino de los determinantes sociales, como son el entorno social y económico, que afectan directamente a las personas y deben ser considerados en cualquier política sanitaria. “Cuidar la vida de las personas, ponerla en el centro”, explican desde Sumar.

Se necesita por tanto un enfoque salubrista que atraviese la totalidad de la acción del Gobierno, porque “no hay gente sana en un planeta enfermo”. Las consecuencias que la crisis climática tendrá en nuestra salud quedaron en evidencia con la crisis de la COVID-19: aumento de temperaturas, eventos climáticos extremos, nuevas enfermedades (o el regreso de otras que creíamos superadas y olvidadas) tensionarán el sistema de salud. “Debemos estar preparados para ello con un sistema fuerte, flexible y adaptable”.

Defender Osakidetza

Sumar alega que PSOE y PNV han desmantelado con sus políticas de externelización de servicios el Sistema de Salud Vasco. Pero Osakidetza es el pilar central de la salud de los cuidadanos y por tanto al ser un servicio público, debería contar siempre con los recursos suficientes para poder acometer necesidades presentes y futuras. El empeoramiento de las conficiones laborales de los profesionales de Osakidetza y la escasez de personal son dos de los problemas que PNV ha empeorado con sus políticas de reducción de tiempos de contrato. Sumar quiere que los profesionales se queden en Euskadi y para eso solo se puede “cuidar a los que nos cuidan”.

El objetivo principal de Sumar es conseguir por tanto un pacto de país entre administraciones, agentes sociales y ciudadanía para defender a los sanitarios y en definitiva proteger Osakidetza. Para ello garantizarán por Ley un mínimo de inversión que garantice su funcionamiento y su dotación. Intentando acercarse al objetivo de la OMS que propone un 25 por ciento del gasto sanitario para Atención Primaria.

Por otro lado, Sumar pretende acabar con las externalizaciones en Osakidetza, garantizando que el Sistema Vasco de Salud esté lo suficientemente dotado de personal y presupuesto como para que esto no sea necesario.

En definitiva, Sumar busca si consiguieran vencer en las próximas elecciones en el País Vasco, “cuidar a los que nos cuidan y volver a tener una sanidad pública, universal y sin listas de espera, donde la persona sea el centro”.


También te puede interesar…