El Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal abre una nueva Unidad de Rehabilitación Integral para los pacientes que han estado ingresados por COVID-19 en las UCIs de la Comunidad de Madrid. Así lo han anunciado en rueda de prensa Antonio Zapatero, viceconsejero Salud Publica de la Comunidad de Madrid, y Fernando Prados, coordinador del hospital.

El objetivo de esta unidad es la recuperación de pacientes que, tras superar la fase crítica de la enfermedad, presentan secuelas graves y requieren cuidados multidisciplinares para mejorar su estado de salud y recuperar su calidad de vida.

“Los pacientes con síntomas durante más de 12 semanas desarrollan un complejo sistema patológico que necesita una unidad específica. Algunos pacientes requieren una valoración holística centrada en la persona que recoja, además de los problemas físicos, problemas cognitivos y psiquiátricos“, ha explicado Prados.

Esta unidad atiende actualmente a pacientes del propio Zendal que han recibido el alta de su UCI o de la Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI) y, en breve, recibirá también a enfermos derivados desde otros hospitales de la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid.

“Haremos todo lo necesario para ofrecer todas las posibilidades que ofrece el haber puesto en marcha un hospital monográfico de COVID-19”

Fernando Prados, coordinador del Hospital Isabel Zendal

“Hemos comprobado en estos pacientes que aparecen secuelas osteomusculares, en aquellos que se encuentran encamados por mucho tiempo Asimismo, se constatan secuelas respiratorias propias de procesos inflamatorios prolongados y trastornos de fonación (por la intubación orotraqueal). Pero también la necesidad de soporte nutricional, el llamado Síndrome de Debilidad Adquirida en UCI o SDA, así como alteraciones cognitivas, psicológicas y psiquiátricas”, ha enumerado el coordinador del Zendal.

Esta Unidad estará formada por un equipo de multidisciplinar de neumólogos, internistas, fisioterapeutas o psicólogos, entre otros muchos profesionales.

“Esta Unidad responde a las necesidades del paciente COVID-19 y haremos todo lo necesario para ofrecerles todas las posibilidades que ofrece el haber puesto en marcha un hospital monográfico de COVID-19 con todos los medios que nos permite la sanidad del siglo XXI”, ha concluido Prados.

El Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) ha diseñado un protocolo de trabajo coordinado con diversas sociedades científicas madrileñas donde se establecen los criterios de derivación de los pacientes candidatos a ingresar en la Unidad de Rehabilitación Integral Post-COVID.


También te puede interesar…