GM Madrid | miércoles, 22 de noviembre de 2017 h |

El Grupo Socialista en el Senado de la mano de su portavoz, José Martínez Olmos, durante la sesión de control celebrada, y al hilo de una interpelación al Ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha llamado la atención sobre las “negativas consecuencias” que para el campo de la investigación sanitaria puede tener “la política del Gobierno del Partido Popular” en relación con la renovación de contratos de decenas de investigadores y fundaciones. Martínez Olmos ha denunciado la precariedad laboral en la que trabajan “decenas y decenas” de estos profesionales de primer nivel, que no están suficientemente arropados, ni cuentan con la garantía laboral que se merecen ni con el reconocimiento y las perspectivas de desarrollo profesional por la ausencia de “una estrategia de carrera investigadora”.

En este sentido, ha advertido de que esta situación de contrataciones precarias del personal investigador está llevando a la pérdida de personal muy cualificado, que además está muy valorado en sus centros y que ha sido participe de la excelencia científica que les caracteriza, como es el caso del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNI) o el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO).