El Pacto por la Ciencia y la Innovación continúa su camino y ahora ha sido presentado en sociedad por el Ministerio de Pedro Duque. Hasta la fecha, un total de 64 entidades han suscrito el acuerdo que, en palabras del responsable de Gobierno, busca “afianzar a España como un país de conocimiento e innovación”. En definitiva, una declaración de intenciones para garantizar también “un aumento sostenible de la inversión en ciencia y la estabilidad de la carrera científica“, según Duque.

Presentación del Pacto por la Ciencia y la Innovación

El siguiente paso, tal y como ha especificado el ministro, se dará en el Congreso de los Diputados, ya que el Pacto prevé arribar a la Cámara Baja en las próximas semanas. Un documento que, grosso modo, contempla una serie de compromisos concretos en cuanto a recursos, organización del sistema y Recursos Humanos.

El titular de Ciencia e Innovación mantuvo a principios de octubre una serie de reuniones con organizaciones científicas, académicas, empresariales y de representación de los trabajadores. Como resultado de estos contactos, el Ministerio ha propuesto este texto de mínimos centrado en tres acuerdos para los próximos años.

En opinión de Duque, para dar respuesta al próximo gran reto “no podemos demorar la inversión. Necesitamos una financiación estable que dé continuidad al incremento que ya se ha obtenido este año”, ha señalado.

A este respecto, ha repasado el aumento del presupuesto en un 60 por ciento respecto a 2020, así como la coordinación con otros ministerios para que los proyectos de digitalización y transición ecológica tengan se orienten hacia la ciencia y la innovación. “Confiamos en que sumando la inversión pública y la de las empresas innovadoras, seremos capaces de alcanzar ese 2 por ciento del PIB en I+D+i cuando termine la legislatura“, ha apuntado.

El consenso como llave

Además, Duque ha comparado las cifras de España con la de otros países del entorno europeo de los que “tomar ejemplo”. Así, como senda para “mejorar posiciones” ha hecho referencia al propio Pacto como herramienta de consenso para hacer las cosas mejor y en una misma dirección. Con él, asegura, sería posible mantener un aumento presupuestario sostenido y bien planificado, así como aspirar a lograr el 3 por ciento del PIB en 2030, tal y como se ha acordado en la Unión Europea.

Una condición básica para el segundo pilar del propio pacto: el apoyo a las personas como base de una economía de conocimiento. “Queremos retener nuestro talento y ser también atractivos para los buenos científicos de otros países”, ha adelantado Duque. En este sentido, ha apuntado a la necesidad de crear una carrera en el ámbito público estable y predecible. A este mismo respecto, ha querido apuntar a los primeros pasos dados desde el Ministerio con una Ley de Ciencia que prevé aprobase “este mismo año”.

“Queremos retener nuestro talento y ser también atractivos para los buenos científicos de otros países”

Pedro Duque, ministro de Ciencia e Innovación

Por otro lado, el Pacto recoge también la necesidad de incrementar los recursos para la incorporación y formación de personal de I+D+i a las empresas. Un camino “de ida y vuelta”, según el ministro, en el que España tiene todavía “un amplio margen de mejora”. Además, el acuerdo firmado reclama también el refuerzo de las políticas públicas de transferencia de conocimiento y de innovación empresarial.

En última instancia, Duque ha señalado que la concordancia existente para dotar de independencia y de los recursos y medios suficientes a las agencias financiadoras de la I+D+I, ─la Agencia Estatal de Investigación (AEI), el CDTI y el Instituto de Saludad Carlos III (ISCIII)─.

Las frases del sector

Durante la presentación del Pacto por la Ciencia en la Innovación se proyectó un vídeo en el que participaron diversas entidades asociadas al sector sanitario, de una u otra manera. En él quisieron dejar constancia de lo que supone, desde su aspecto particular hasta el general, haber firmado este texto de apuesta por la concordancia:

  • Ana Polanco (Asebio): “Llevamos década comprometido con la ciencia y la inversión en I+D para mejorar la vida de las personas y dar respuesta a retos como el envejecimiento, la oncología, las EE.RR o las enfermedades emergentes, como la COVID-19”.
  • Juan López-Belmonte (Farmaindustria): “La innovación necesita la colaboración público-privada; en la industria farmacéutica apostamos por ello”.
  • Pilar Garrido (Facme): “Para los médicos la ciencia es crucial y la innovación es la manera de mejorar los resultados en tratamiento, pero también en técnicas diagnósticas para mejorar la vida de nuestros pacientes”.
  • José Antonio Sacristán (Fundación Lilly): “Este es el momento de apoyar todo el talento investigador que tenemos en España. Solamente de esa forma seremos capaces de afrontar con éxito todos los retos que nos plantea el nuevo mundo en el que ya estamos inmersos”.
  • Juan Ángel Fresno (ANIH): “Este Pacto tiene que concretarse en medidas y compromisos, tanto con la mejora de la financiación como el desarrollo de la carrera investigadora, especialmente en el ámbito sanitario”.
  • Sergio Rodríguez Márquez (Fundación Pfizer): “Sabemos lo importante que es potenciar la ciencia y la innovación. Gracias a estos esfuerzos conseguiremos que los avances en la medicina lleguen pronto a los pacientes”.
  • Federico Plaza (Fundación Instituto Roche): “Respaldamos la estrategia estatal de medicina personalizada de precisión. Todo ello en el contexto del Pacto por la Ciencia y la Innovación, pilares básicos para el desarrollo y progresos de nuestra sociedad”.
  • Carmen González Madrid (Fundación Merck Salud): “Aunar esfuerzos entre instituciones públicas y privadas resulta fundamental en estos momentos. Ello nos hará avanzar como sociedad y como país”.
  • Juan Carrión Tudela (FEDER): “La investigación es nuestra esperanza y nuestro futuro. Y para las personas con EE.RR y sin diagnóstico es nuestra única opción. Si además trabajamos en red, podemos avanzar y ayudar a otras patologías”.

También te puede interesar…