GM Madrid | viernes, 03 de noviembre de 2017 h |

El Ministerio de Sanidad a través de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), han lanzado la campaña ‘Antibióticos: tómatelos un serio’, una iniciativa para la concienciación sobre la importancia del uso prudente de los antibióticos.

El objetivo es concienciar sobre los riesgos del uso irresponsable de los antibióticos en personas y animales para revertir aquellos comportamientos que lo fomentan. El mensaje principal se centra en el peligro que representa para la salud de todos el autoconsumo de antibióticos, una de las principales causas del desarrollo de bacterias resistentes.

Esta iniciativa pretende recordar que los antibióticos no curan las infecciones causadas por virus, como el resfriado común o la gripe, y únicamente son eficaces para combatir las infecciones bacterianas. El uso equivocado o incorrecto puede hacer que las bacterias se vuelven resistentes frente a futuros tratamientos. Esto representa un riesgo para la salud, y no sólo para la persona que ha tomado los antibióticos de forma inadecuada, sino también para cualquier otra persona que pudiera contraer la bacteria resistente más adelante.

La aparición y la propagación de las infecciones causadas por bacterias resistentes a los antibióticos es uno de los mayores retos globales a los que se enfrenta la medicina moderna. De acuerdo con las estadísticas, en toda Europa mueren alrededor de 25.000 personas cada año como consecuencia de las infecciones hospitalarias causadas por bacterias resistentes.

Por ello, la campaña ha contado con un presupuesto total de 470.000 euros y ha sido desarrollada como parte de las acciones del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN), promovido por los Ministerios de Sanidad y Agricultura y coordinado por la Aemps con la participación de todas las comunidades y seis ministerios (Sanidad, Agricultura, Economía, Interior, Defensa y Educación). En marcha desde 2014, el PRAN es la estrategia que encauza todos los esfuerzos destinados a luchar contra la resistencia a los antimicrobianos en España.

Además, la estrategia española se desarrolla permanentemente alineada con las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y otras instituciones europeas e internacionales.