Gaceta Médica Madrid

El Juzgado de Instrucción número 38 de Madrid ha admitido a trámite una querella contra la presidenta del Colegio de Médicos de Madrid (Icomem), Sonia López Arribas, por prevaricación administrativa.

Las diferencias internas dentro del Icomem llevaron a la Junta Directiva al completo a presentar este escrito a principios del pasado julio. En el texto acusan a la presidenta de “una permanente obstrucción al normal funcionamiento del colegio”, según consta en el informe de la fiscal.

Ésta especifica que el delito podría ser diferente al de prevaricación administrativa, aunque recomienda la admisión a trámite. “En el relato de los hechos de la querella no se concreta ninguna resolución que la querellada hubiera dictado de forma injusta, sino que lo que hace, de forma muy pormenorizada eso sí, es relatar la conducta de aquella en relación con los acuerdos adoptados en Junta Directiva”, detalla.

La fiscal concluye que el “nombramiento de un director general de manera unilateral”, su negativa a la firma de convenios y contratos aprobados en Junta con diferentes entidades o empresas, su rechazo a firmar órdenes de pago con facturas justificadas o la falta de justificación de sus gastos de representación “podrían rebasar los límites del ilícito administrativo y que pudieran ser constitutivos de infracción penal”