Controlar la pandemia
Almudena Fernández Madrid | viernes, 16 de septiembre de 2016 h |

En el Hospital Universitario de Getafe ha tenido lugar el acto de descubrimiento de la placa de la Acreditación Quality Healthcare (QH) dos estrellas que valora la calidad en la asistencia al paciente. Este reconocimiento lo otorga la Fundación del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS).

Manuel Vilches, director general de IDIS, explicó a GM que cuando desarrollaron esta acreditación conjuntamente con el grupo de expertos, les pareció especialmente relevante que el sistema QH fuese dirigido a todo el sector asistencial “independientemente de la titularidad que cada cual ostente, pública o privada”, ya que la calidad es una cualidad “que no entiende de entornos, sino de atributos” que constituyen el eje fundamental de la mejora de resultados en todos los órdenes, especialmente en materia de salud.

El director de IDIS incide en que hay que tener en cuenta que la calidad conlleva una serie de procedimientos y procesos que son evaluados por diversas certificaciones y acreditaciones. La Acreditación QH de IDIS se basa en un indicador sintético de calidad que tiene en cuenta las certificaciones más relevantes dentro del entorno de la calidad, la seguridad y calidad asistencial, junto con el compromiso social y medioambiental, entre otros. Los centros que presentan su candidatura voluntariamente han de acreditar que están en posesión de las certificaciones vigentes y es el propio indicador sintético de calidad refrendado por el comité auditor quien establece el grado alcanzado dentro del sistema QH.

Actualmente hay 59 organizaciones acreditadas en alguna de las dos primeras convocatorias lo que, a su juicio, ayudará a que muchas organizaciones a través de los profesionales que las integran traten de mejorar sus procedimientos y procesos con el objetivo de conseguir una mayor satisfacción por parte de sus pacientes. La tercera convocatoria de la acreditación QH continúa abierta hasta el próximo 30 de septiembre. Las entidades interesadas en obtener este reconocimiento pueden además obtener toda la información pertinente, valorar sus méritos en el ámbito de la calidad y conocer sus posibilidades en el portal acreditacionqh.com.

Mejora continua

Manuel Vilches incidió en que desde la Fundación IDIS consideran que esta es una iniciativa muy positiva que estimula a todas las instituciones sanitarias asistenciales y a sus profesionales a procurar una mejora continua en sus procedimientos y a que los centros sean percibidos y evaluados por todos sus pacientes como merecen. “Medir siempre es conveniente puesto que mejora y estimula la competitividad y la sana competencia”, subrayó.

A su juicio, en España existe un alto grado de ocupación y preocupación por un área tan importante como la calidad y un reconocimiento como la acreditación QH facilita que los pacientes y sus entornos puedan identificar fácilmente el esfuerzo que cada organización realiza en esta materia a través de sus profesionales y su dotación. Consideró que entre todos es posible impulsar este proyecto que, sin duda, contribuye a mejorar la imagen, prestigio y reputación del sistema sanitario español en todo el mundo.

Marta Villanueva, directora general de la Agencia Española para la Calidad (AEC), por su parte, aseguró que la calidad cada día es más relevante en sanidad. Para ella, es una palanca de mejora e innovación, está en la base de la experiencia del paciente, en la gestión eficiente de los recursos y es también un elemento clave en la diferenciación en el mercado. La calidad supone pensar en personas como pacientes y en personas como empleados, en sostenibilidad y en compromiso con la sociedad.

En un ámbito como el sanitario, Villanueva explicó que los sistemas de gestión de la calidad, los modelos de excelencia, los distintos sellos y certificaciones objetivos e independientes que conviven en el sector salud son “una garantía de seguridad para los pacientes”, que es fundamental en este sector.

Mejora de la calidad

Para la AEC, QH representa “un lugar de encuentro de la sanidad pública y privada” que impulsa la calidad, asegura su directora general. Más allá de los niveles, los reconocimientos QH representan “el compromiso con la calidad, con la cultura de la calidad”, con los pacientes y con la sociedad de las instituciones y empresas que participan en ellos. Además, no es excluyente, ya que son conscientes de que la calidad está presente en todo el ámbito sanitario y se encuentra en el trabajo cotidiano de sus profesionales y directivos. “Los reconocimientos QH actúan, al mismo tiempo, como una recompensa y un acicate para todos”, concluyó esta experta.