Monitorización remota
MARIO RUIZ | martes, 21 de enero de 2020 h |

La primera reunión ordinaria del Consejo de Ministros ha dado cuenta de la voluntad de actuación del binomio progresista conformado por PSOE y Unidad Podemos con nuevos anuncios dirigidos a hacer “política efectiva y útil”. Para ello han comparecido en rueda de prensa María Jesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno; la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera; y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias.

Este Consejo se ha celebrado “por primera vez en martes, algo que no ocurría desde hace décadas. Se hace para ganar anticipación y dinamismo. El Gobierno quiere ir por delante de los problemas”, ha explicado Montero.

La subida salarial prometida a los funcionarios desde el año pasado llega así con carácter inmediato y retroactivo desde el 1 de enero, tal y como han confirmado tanto Montero como Darias. El aumento afecta dentro del sector sanitario tanto a médicos como enfermeros, que ven respondidas así sus peticiones.

Como ya se había confirmado con anterioridad, los empleados y empleadas públicas verán incrementado el mismo en un 2 por ciento, cumpliendo así con el compromiso contraído con los sindicatos para mejorar sus condiciones retributivas desde el primer día de 2020. Una medida que se ha llevado a cabo con la mayor “celeridad” posible para fortalecer unos servicios garantes de la igualdad de oportunidades.

Profesionales “protagonistas”

Para ello “se requería un Real Decreto-Ley que hemos llevado a término”, según ha indicado Darias, con la idea de no tener que dilatar la medida hasta la aprobación de los Presupuestos Generales. Este incluye un incremento variable por evolución del PIB, de hasta un 1 por ciento adicional y su coste ascenderá a 3.212 millones de euros. Esta partida representa un aumento de las retribuciones para más de 2,5 millones de trabajadores de las administraciones estatal, autonómica y local.

La ministra de Política Territorial y Función Pública ha puesto el foco sobre estos últimos, quienes precisaban de la recuperación de sus derechos en este sentido. Así ha destacado su “dedicación y profesionalidad y vocación de servicio” de los que son “protagonistas y artífices” del buen funcionamiento de la Administración.