El próximo curso 2024-2025, unos 18.000 estudiantes universitarios más accederán a becas. Será posible gracias a la adaptación de los umbrales de renta que dan acceso a estas ayudas, que aumentan un 5 por ciento, lo que permitirá que más estudiantes se beneficien de las becas que conceden los ministerios de Ciencia, Innovación y Universidades y de Educación, Formación Profesional y Deportes.

El Consejo de Ministros de este martes ha dado el visto bueno Real Decreto que regulará la convocatoria de becas del curso 2024-2025, que tendrá un coste estimado de 2.535 millones de euros y llegará a cerca de un millón de estudiantes. Entre las principales novedades del decreto está la modificación de los niveles de renta que dan acceso a estas ayudas, con la que el Gobierno pretende paliar la subida del IPC y el efecto de la subida de los salarios. Además, incluye por primera vez a menores víctimas de abuso sexual y reduce el grado de discapacidad.

En concreto, el Consejo de Ministros ha dado luz verde a un incremento del 5 por ciento, de manera que se espera que alrededor de 30.000 alumnos más se beneficien en la convocatoria general, de los que 18.000 serían estudiantes universitarios, un 60 por ciento del total. Pero, además, la medida contribuirá a que aquellos que ya recibían beca, obtengan una mayor cuantía al pasar de un umbral a otro.

Así lo ha destacado la ministra de Ciencia, Innovación y Universidades, Diana Morant, quien ha precisado que, con los nuevos umbrales de renta, el Gobierno refuerza su “compromiso con las familias españolas y la formación de sus hijos e hijas, para garantizar la igualdad de oportunidades”.

Rendimientos patrimoniales

Además de la adaptación de los umbrales de renta, el Real Decreto incluye otras novedades. La convocatoria excluye del cómputo de los rendimientos patrimoniales las subvenciones al alquiler de la vivienda habitual, una reivindicación de estudiantes y familias.

Además, a petición del Consejo de Estado, se extiende a las víctimas de violencia sexual menores de edad la flexibilización de los requisitos académicos aplicados a las víctimas de violencia de género, lo que afectará a unos 2.000 alumnos y alumnas. Asimismo, el grado de discapacidad exigido para acceder a las ayudas para estudiantes con necesidad específica de apoyo educativo se reducirá del 33 al 25 por ciento en la convocatoria del curso 2024-2025.

Para financiar estas novedades y afianzar las incorporadas en otras convocatorias, como el incremento de las becas de residencia de 1.600 a 2.500 euros o la ayuda de 400 euros para estudiantes con necesidad específica de apoyo educativo, el Gobierno invertirá 2.535 millones de euros, la dotación más alta de la historia.


También te puede interesar…