Premios BiC 2020

El final del túnel en la era COVID-19 radica en la innovación, y llegará de la mano de tratamientos y vacunas capaz de hacerle frente”. Son palabras de Ángel de Benito, secretario general de la Fundación IDIS, en el cierre de la presentación de un estudio sobre “El futuro del sector salud”, elaborado por esta fundación que promueve el  desarrollo e integración del sector privado en la sanidad.

Su presidente, Juan Abarca, ha recordado hoy que este que este informe se planteó hace más de un año para ver las tendencias tecnológicas y ha asegurado que algunas de ellas se han adelantado ante la necesidad de hacer frente a la pandemia.

Entre otras reflexiones, Abarca ha subrayado la necesidad de “innovar en el sistema de gestión de nuestro sistema sanitario”. “Tiene que trabajar mucho más unido, no solo en situaciones como las que se vivieron en primavera, sino de manera estable y estructural en beneficio de la salud de los pacientes”, ha indicado el portavoz.

Avances tecnológicos

El presidente de la fundación ha remarcado que desde el punto de vista tecnológico, en cuatro meses se ha avanzado más que en los últimos cinco años y ha explicado que la nueva enfermedad ocupa entre el 20 y el 30 por ciento de los recursos.

En este contexto, “hay que aprovechar para promover la innovación y sacar el máximo rendimiento de esta oportunidad que nos obliga a ser mejores“.

En sintonía con estos mensajes, Margarita Alfonsel, secretaria general de FENIN, ha abogado por la necesidad de apostar por la innovación responsable, “que aporta valor y proporciona respuesta a los grandes retos del sistema sanitario, con el objetivo de proporcionar cada vez mejores resultados en salud”.

Para afrontar la situación actual, Alfonsel ha remarcado que las claves son coordinación, con el impulso a una Agencia Estatal de Salud Pública, conocimiento, con la creación de un foro de expertos que aporte experiencia y conocimientos y realice propuesta de valor, y corresponsabilidad, extensiva también a los ciudadanos.

El reto actual, en su opinión, es lograr la construcción de un sistema sanitario que ponga el foco en la medicina preventiva, que integre sector público y privado y cuente con financiación suficiente.

Lecciones aprendidas

En esta línea, Humberto Arnés, director general de Farmaindustria, ha subrayado dos de las lecciones aprendidas durante estos meses. Una de ellas, la necesidad de disponer de un tejido de investigación público y privado capaz de dar respuesta en términos de salud. Por otra parte, ha remarcado la necesidad de disponer de un tejido empresarial que proporcione los bienes que se precisen en función de las necesidades de los ciudadanos.

El portavoz de Farmaindustria ha hecho hincapié en que ahora sabemos “con mucha más certeza que no hay economía sin salud, no hay salud sin fármacos y no hay fármacos sin investigación”. Asimismo, ha recordado que con una política farmacéutica adecuada sería posible incrementar el esfuerzo de investigación y producción del sector.

Más recursos en salud pública para garantizar una respuesta adecuada

Por su parte, Ángel Gil de Miguel, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos, ha repasado la situación de la salud pública en el contexto de la crisis sanitaria y las perspectivas de futuro.

El experto ha asegurado  que en materia de salud pública, si comparamos con otros países, España “no estaba en mala posición; otra cosa es estar preparados para algo así”.

Gil recuerda que durante mucho tiempo hemos tenido un sistema sanitario muy eficiente: “Hoy hay que darle los recursos para que pueda proporcionar la respuesta necesaria en ésta y en otras pandemias que estén por venir”.

En la misma línea, ha abogado por reforzar también el primer nivel asistencial. “Es necesario que se proporcionen más recursos para los compañeros de atención primaria, donde se han visto muchas carencias, puedan llevar a cabo las actividades preventivas que les corresponden”.

En su opinión, uno de los retos de futuro, que se ha evidenciado más si cabe durante la pandemia, es resolver las desigualdades en salud. De hecho, según su visión, el futuro debe pasar por aspirar a un sistema sanitario más equitativo.  

Un Observatorio Global de Tendencias en Salud

Todas estas visiones han sido analizadas hoy durante la presentación virtual de una iniciativa de IDIS, el Observatorio Global de Tendencias en Salud, cuyos primeros resultados se plasman en el informe ‘El Futuro del Sector Salud’. La directora general de la fundación, Marta Villanueva, ha explicado sus líneas principales.

Para Villanueva“este observatorio de tendencias muestra una fotografía actual, facilitando la exploración de los futuros emergentes en torno al concepto de salud y cobra especial relevancia en el escenario que nos ha sobrevenido, cuando tenemos aún más necesidad de reconstruir el sistema”.

La investigación se ha realizado mediante el estudio de la conversación global en entornos y publicaciones científicos, divulgativos e institucionales, gracias a algoritmos de inteligencia artificial y herramientas de análisis semántico.

De este modo, se ha obtenido información sobre las prácticas, tecnologías, aplicaciones y protocolos del presente (lo que en el informe se denomina NOW), los que en torno a la innovación representan el futuro inmediato y se pueden ya ver y experimentar en algún lugar (NEW) y los más disruptivos, vinculados a un futuro más lejano e incluso aspiracionales (NEXT).

El trabajo clasifica los avances diferentes áreas, como hospitales líquidos, la figura del e-doctor o el terreno de la gestión digital, entre muchas otras, y dentro de cada una de ellas los incorpora en función de su desarrollo en las líneas temporales establecidas.

El informe completo puede consultarse aquí.