Premios BiC

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy la distribución a las comunidades autónomas de 300 millones de euros dentro del plan de medidas económicas extraordinarias destinadas a mitigar el impacto del Covid-19. El reparto se ha llevado a cabo teniendo en cuenta los criterios de porcentaje de población (80 por ciento) y número de casos (15 por ciento) e ingresos en UCI (5 por ciento) a fecha 24 de marzo. El objetivo es dar respuesta a las acciones más urgentes que cada CC.AA. tenga que abordar.

Comunidad autónomaEuros
Andalucía44.231.363
Aragón8.410.537
Asturias6.917.192
Baleares6.265.990
Canarias10.976.874
Cantabria3.727.327
Castilla y León17.277.153
Castilla-La Mancha13.864.728
Cataluña51.367.983
Comunidad Valenciana28.334.816
Extremadura6.470.184
Galicia17.310.277
Madrid52.791.886
Murcia7.754.647
Navarra4.784.033
País Vasco16.060.936
La Rioja2.735.593
Ceuta351.893
Melilla366.589
TOTAL300.000.000

Madrid, Cataluña y Andalucía son las tres que mayores importes recibirán de esos 300 millones, con 52,7; 51,3 y 44,22 millones de euros, respectivamente. Además, como se recordará, se ha reforzado el equipo humano sanitario con un total de 52.393 profesionales que pueden contratar las Consejerías de Sanidad de las comunidades autónomas entre médicos internos residentes, enfermeros, profesionales jubilados en los dos últimos años, médicos extracomunitarios y estudiantes de medicina y enfermería de último curso para tareas de apoyo.

Compra centralizada

En materia de protección sanitaria, se ha puesto a disposición de las autoridades de los diferentes territorios material de protección que cada CCAA se encarga de distribuir en función de las necesidades. Se han entregado, en total, 10.671.779 mascarillas, 9.724.100 guantes de nitrilo, 65.538 batas desechables e impermeables, 84.027 buzos, 35.103 gafas de protección, 144.590 soluciones hidroalcohólicas y 328.900 materiales como calzas, delantales, cubremangas, gorros, etc. En los próximos días está previsto que lleguen nuevas partidas.

La compra centralizada está diseñada, según el Ministerio de Sanidad, para cumplir tres objetivos: reforzar los procesos de compra de las CCAA, la distribución para cubrir necesidades acuciantes de la población y los profesionales y organizar la capacidad de producción a nivel nacional e internacional. No obstante, “cada comunidad autónoma puede asimismo llevar a cabo las actuaciones de compra que considere oportuno”, subraya el Ministerio en un comunicado.

También te puede interesar…