La Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados ha recibido un debate auspiciado por el Grupo Popular, que ha presentado una PNL en la que se instaba al Gobierno a incorporar a la Cartera Básica Común del Sistema Nacional de Salud (SNS) los tratamientos combinados de terapias dirigidas e inmunoterapia autorizados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) para el tratamiento de pacientes con cáncer renal. Sin embargo, la propuesta finalmente ha sido rechazada por 15 votos a favor, 17 votos en contra y 2 abstenciones, después de que el partido defensor acordara una enmienda de adición con VOX.

“Existen tratamientos ya autorizados por la EMA que en España aún no se han incorporado y existe una demora en algunos casos de hasta tres años para decidir su financiación e incorporación a la cartera de servicios del SNS”, ha defendido Elvira Velasco, portavoz del grupo.

Además, la iniciativa de la formación azul también demandaba establecer una dotación de recursos que permitiera financiar dicha incorporación y la puesta en marcha de programas que impulsaran la investigación en materia de cáncer renal.

Elvira Velasco (PP)

“Uno de los principales retos a los que se enfrenta nuestro SNS y todos los agentes participantes en la toma de decisiones es la conciliación de la sostenibilidad y la garantía del acceso a la innovación, una innovación integral que incorpore la prevención, diagnóstico, tratamiento y manejo de la patología impactando todas ellas en la calidad de vida del paciente”, ha apuntado la portavoz popular. Además, ha puesto de manifiesto que incorporar las nuevas innovaciones terapéuticas a la cartera básica común del SNS debe ser “una de las cuestiones a mejorar” en dotación de recursos y programas que impulsen la investigación en materia de cáncer.

La lucha contra el cáncer, segunda causa de muerte, figura como objetivo prioritario dentro de la política sanitaria de la UE

Según ha defendido Velasco, “podríamos hablar de la medicina de precisión, que asegura la adaptación del tratamiento médico a las características individuales de cada paciente, mejorando la atención y diagnóstico recibidos”. Del mismo modo, la parlamentaria ha recordado lucha contra el cáncer figura como un objetivo prioritario dentro de la política sanitaria de la UE. “Así va a seguir siendo, como hemos visto a través del Plan europeo de lucha contra el cáncer para los próximos años, el cual asigna responsabilidad concretas a los Estados miembro y les insta a que la adopción de medidas reduzca el sufrimiento de los pacientes y sus familias y fomenten la investigación e innovación”, ha indicado.

En cuanto al acuerdo alcanzado con VOX, se ha considerado incorporar en el texto la importancia de los urólogos en el proceso asistencial del cáncer renal. Antonio Salvá, diputado de la formación en la Comisión de Sanidad ha insistido en que “los urólogos son una pieza fundamental en el diagnóstico y tratamiento de esta patología, por ello resulta imprescindible que en la adopción de medidas de abordaje efectivo del cáncer renal se tenga en consideración a la Sociedad Española de Urología y en concreto a los urólogos”.

Argumentos socialistas

Josefa Andrés (GPS)

En el turno de réplica Josefa Andrés, diputada del Grupo Socialista en la Comisión de Sanidad, ha calificado la PNL presentada de “escasa y poco precisa”. Durante su intervención ha argumentado que el informe de evaluación y fijación de precios de los medicamentos oncológicos 2016-2021 -aprobado en 2022-, indica que la financiación de los medicamentos oncológicos en España es muy elevada.

“En diciembre del 2021 el 90 por ciento de los medicamentos, fueron financiados, incrementándose en relación con el 2019 en un 7 por ciento. Es decir, que 9 de cada 10 medicamentos oncológicos que se evalúan, se financiación por el SNS”, ha precisado.

Asimismo, la diputada socialista ha añadido que el compromiso de este gobierno con la oncología es “robusto y pionero”. “Lo dicen las propias cifras: en el año 2022 los principios activos de medicamentos oncológicos registrados fueron 197, de ellos se financiaron 159”.

Situación actual de los pacientes

El texto de la PNL explicita que en las últimas décadas hemos asistido a importantes hitos en el tratamiento del cáncer renal que han permitido ir mejorando poco a poca la supervivencia de los pacientes con cáncer renal. Sin embargo, los resultados son todavía “insuficientes y lejos de los resultados alcanzados en otros tipos de tumores“. Actualmente, la incidencia media del cáncer renal en España alcanza los 7.000 casos/año con un promedio de 2.000 fallecimientos y que se registra una considerable tendencia al alza.

A ello se añade que, en el momento del diagnóstico, el 25 por ciento de estos pacientes presenta ya cánceres en estadios avanzados, lo que resta posibilidades de supervivencia, minora las opciones terapéuticas y eleva la ansiedad, impactando fuertemente en calidad de vida de estos pacientes, un escenario endurecido por el contexto COVID-19.

La incidencia media del cáncer renal en España alcanza los 7.000 casos/año, con un promedio de 2.000 fallecimientos

En cuanto el acceso a las combinaciones farmacológicas (terapias dirigidas más inmunoterapia), autorizadas por la EMA, la PNL señala que en algunos casos de hasta tres años o más de demora, con una media de 14 meses frente a los 7,7 meses de media de los países de nuestro entorno en Europa. Además, la iniciativa aprecia que otros cánceres como mama, ovario, cerebral, páncreas, leucemia o linfoma sí tienen acceso a las combinaciones farmacológicas.

En este sentido, el texto esgrime que “las combinaciones de terapias dirigidas e inmunoterapia ya se han convertido en tratamientos estandarizados dentro de nuestra práctica clínica”. Se trata, por tanto, de “un inaceptable problema de discriminación en perjuicio de los pacientes con cáncer renal, que, con razón, rechazan semejante situación, compartiendo así criterio con las sociedades científicas”, apunta el Grupo Popular en la PNL.


También te puede interesar…